Sidra: qué es, cómo hacerla y por qué se toma en Año Nuevo
Foto: cottonbro/ Pexels

En el brindis de Año Nuevo no puede faltar la tradicional sidra. Y aunque era una bebida que tomaban los hebreos, egipcios, griegos y romanos, su consumo se democratizó por todo el mundo. 

Sin embargo, fueron los árabes quienes desarrollaron avanzados sistemas agrarios, cultivaron toda clase de manzanas y lograron que los procesos de producción de sidra fueran cada vez más eficientes. Al paso del tiempo fueron los españoles, en la región Asturiana, quienes hicieron una sidra más ácida y burbujeante.

En el caso de América Latina, es Argentina el país que más la consume. Mientras que en México, el estado de Puebla es el mayor productor de esta bebida, específicamente en las ciudades de Huejotzingo y Zacatlán.

¿Qué es la sidra?

La palabra sidra proviene del griego “sikera”, después pasó al latín como “sicera” y al asturiano como “sizra”. Es una bebida típica de celebraciones, especialmente de fin de año, basado en un fermentado de jugo de manzana, aunque en ocasiones se le puede incluir peras dentro de la materia prima. 

De acuerdo con el Código Alimentario Argentino (CAA), la sidra es la bebida que resulta de la fermentación alcohólica normal y exclusiva del jugo recién obtenido de manzanas sanas y limpias, de uso industrial, con o sin la adición de hasta un 10% de jugo de peras que se extrae en las mismas condiciones y fermentado en forma conjunta o separada. 

Existen dos tipos de sidra: la natural, que tiene un aspecto amarillo intenso y su sabor es intenso; y la filtrada, que cuenta con un color alimonado, tiene notas frutales y su sabor es ácido y amargo. También hay sidra gasificada.

Su graduación alcohólica mínima es del 4.5%, pero la mayoría contiene entre 5 y 7% de alcohol.

¿Por qué se toma sidra en Año Nuevo?

La sidra natural se consume más en el norte de España, mientras que en el resto del mundo se acostumbra a consumir sidra super gasificada, según el CAA.

Debido a sus características y sabor, la sidra se convirtió en una acompañante ideal de las comidas y los brindis de Navidad y Año Nuevo.

¿Cómo hacer sidra casera?

Si deseas preparar tu propia sidra casera, te dejamos esta receta:

Pica en trozos medianos, con todo y cáscara, 15 manzanas, pueden ser golden o gala. Agrégalas en cuatro litros de agua, junto con dos tazas de azúcar morena o mascabada y mezcla. 

En un poco más de agua, disuelve un sobre de levadura para vino, espera alrededor de 10 minutos y vierte en el recipiente de cuatro litros. 

Tapa el recipiente con un trapo de manta de cielo; reserva en un lugar seco y oscuro; mueve la mezcla dos o tres veces al día. Esta fermentará entre siete y 10 días. Después cuela y refrigera, y estará listo para disfrutar.