Palacio Postal: Escrito con belleza
El Palacio Postal se encuentra en la esquina de Lázaro Cárdenas y Tacuba. Foto: José Arrieta

Los terrenos del antiguo hospital de San Francisco, en lo que actualmente son las calles de Tacuba y el Eje Central, poco a poco se convirtieron en la zona preferida durante el Porfiriato para erigir las joyas que darían un aire nuevo a la Ciudad de México. Uno de esos edificios es, sin duda, el Palacio Postal.

Conocido también como la Quinta Casa de Correos, puesto que existieron cuatro locaciones anteriores a ésta, el Palacio Postal es un hito tanto en la arquitectura como en la funcionalidad de un edificio vital en ese entonces.

Obra del ingeniero mexicano Gonzalo Garita y del arquitecto italiano Adamo Boari, que también estaría al frente de las obras del Palacio de Bellas Artes, este edificio está elaborado en su exterior con cantera de Chiluca, la cual le da su característico tono arena.

Los adornos son una mezcla de estilos arquitectónicos, especialmente el plateresco y el isabelino, aunque existen detalles arabescos que incrementan la belleza de este espacio, considerado una joya de la arquitectura ecléctica.

El reloj monumental que corona la puerta principal, ubicada en la esquina de Lázaro Cárdenas y Tacuba, fue una hazaña de ingeniería para la época, pues cuenta con una maquinaria que combina fuerza física y electrónica básica.

Palacio Postal: Escrito con belleza - IMG_0331-960x1280
Foto: José Arrieta

El interior no le va a la saga. Una mezcla de mármol rigurosamente trabajado y la herrería, forjada en Florencia, Italia, se combinan en espacios de dobles alturas, donde las ventanillas para el envío de misivas son, por sí mismas, obras de arte.

Sus cuatro niveles resguardan numerosos tesoros. En la planta baja, por ejemplo, aún es posible enviar misivas, paquetes y otros elementos vía postal, incluso a principios de año se puede rentar una casilla de correo.

Es importante ver su elevador, uno de los tres primeros que llegaron a la Ciudad de México, y la espectacular escalera central. De gran relevancia también es el Patio de los carteros, coronado con un vitral que permite entrar la luz natural.

En las plantas superiores se encuentra el Museo postal, que cuenta con una colección de más de 8 mil tomos, incluyendo algunos documentos relativos a los correos que datan del siglo 16.

La entrada al Palacio Postal es gratuita y puedes visitarlo de lunes a viernes de 8:00 a 20:00 horas y los sábados de 9:00 a 15:00 horas.