El árbol genealógico, una herramienta para que nuestros hijos conecten con sus raíces
Si quieres hacer tu árbol genealógico, primero tendrás que recopilar información y hacer la investigación con tus familiares. Foto: StockSnap en Pixabay.

Los humanos tenemos una necesidad natural de conocer sobre nuestros orígenes. Investigar sobre nuestra familia, quiénes son y cómo son, es algo que podemos descubrir a través de un árbol genealógico. Gracias a este esquema, nuestros hijos se acercan a la historia de sus abuelos, tíos y primos, pero también encuentran a parientes que ni siquiera tenían idea de que existían.

Este mapa didáctico puede ayudar a que tus pequeños descubran que tienen lazos sanguíneos en uno o más estados de la República Mexicana, o incluso en otros lugares del mundo. También les dará claridad sobre las profesiones y actividades a las que se dedicaban sus ancestros. Los hará sentir orgullosos y juntos se adentrarán en la historia familiar.

Aprovecha la curiosidad de tus hijos para comenzar una nueva aventura a través de la genealogía, una disciplina poco conocida, pero que implica “pensar, reflexionar y preguntarte más de tu familia y de tus antepasados”, dijo la genealogista Mireia Nieto de Tataranietos.com.

¿Sabías que los genealogistas nos ayudan a conocer nuestros orígenes familiares y biológicos, así como a resolver dudas y misterios familiares?

Conectar con nuestros antepasados

Un árbol genealógico es un recurso que podemos utilizar si queremos que nuestros hijos, al igual que nosotros, se conecten con sus antepasados. Es una forma ideal para que conozcan a parientes que ya no habitan este mundo, pero también la oportunidad de que refuercen su autoestima, adquieran confianza y se nutran de conocimiento través de algunas historias y anécdotas familiares.

Al hablar de una tía lejana, tu hijo puede reconocer que hay afinidades y ciertos gustos o aficiones por la música o el cine. “Cuando analizamos el vínculo que nos une a nuestros antepasados y cuál es el legado genético y emocional que nos dejan las personas evolucionamos y crecemos”, apunta la experta.

Mireia Nieto enfatiza que la genealogía es para todos, y aclara que esta disciplina no trata únicamente de buscar o averiguar sobre nuestros antepasados que ya murieron, sino rastrear a la familia viva: “conectar la genealogía antigua con los nuevos modelos familiares que hoy existen nos ayuda a nuestro crecimiento personal y nos permite aprender del pasado para no cometer los mismos errores en el presente y en el futuro”.

“El pasado no se puede cambiar, pero si lo estudias y lo comprendes, cambias tú”.
Mireia Nieto, genealogista

Más ventajas de comenzar un árbol genealógico

“Un árbol genealógico es una representación gráfica que resume las relaciones familiares y genéticas de un grupo de personas”, dice Mireia Nieto, quien acota que “desde hace siglos se utiliza la metáfora del árbol como símbolo de la vida que dice que todo lo visible, como el tronco, las ramas, las hojas, se debe a lo invisible: las raíces”.

Algunos otros beneficios de elaborar un árbol genealógico, de acuerdo con Mireia Nieto, son:

  • Conocer mejor la biografía de un familiar. Esto te ayudará a ti, como adulto, a saber mejor por qué son como son. Ello permite cerrar duelos y resolver conflictos familiares pendientes.
  • Explicar tu identidad. Investigar y analizar un árbol genealógico explica tu identidad y ayuda a que te respondas a quién debes tus rasgos físicos, creencias, costumbres o algunos problemas de salud.
  • Descubrir tus orígenes ayuda a estar más conectado con la vida y ser más agradecido.

Cómo hacer un árbol genealógico

Si quieres hacer tu árbol genealógico, primero tendrás que recopilar información y hacer la investigación con tus familiares. Tu hijo y tú pueden buscar en cartas, documentos, archivos, registros, bibliotecas, hemerotecas, etcétera.

Lo que sigue es hacer un esquema en donde representamos gráficamente las relaciones entre los miembros de la familia. Por lo general se hace en forma de árbol que simboliza vida y raíces, que son nuestros orígenes.

Existen árboles genealógicos que contienen las fotos de nuestros familiares y otros a los que solamente se les ponen los nombres de las personas y el parentesco. En internet hay plantillas en las que te puedes apoyar para realizarlo.

Actualmente hay softwares y plataformas en línea en donde puedes ir metiendo la información que vayas encontrando de tu familia y aventurarte en el mundo de la genealogía.

Este artículo se publicó originalmente en Baby Creysi. Consúltalo aquí.