Síguenos

 

Medio Ambiente

Limpian con cascarones de huevo el río Santiago, uno de los más contaminados de México

La organización H20 utiliza cascarones de huevo para eliminar la contaminación del segundo afluente más largo de México.

limpian río con cascarones
Integrantes de la organización H20 laboran en la preparación de cascarones de huevo en el centro de acopio del Parque Resistencia Huentitán, el pasado 14 de junio de 2021 en la ciudad de Guadalajara, Jalisco. Foto: EFE/ Francisco Guasco

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

EFE.- El cascarón de huevo y algunos elementos químicos son las armas con las que la organización ambientalista H2O pretende disminuir la contaminación del río Santiago, uno de los más importantes de México, pero también de los más contaminados con metales pesados en el país.

El equipo de H2O realiza una campaña de recolección de cascarón de huevo en todo el estado de Jalisco con la meta de recabar al menos cuatro toneladas de ese material orgánico capaz de limpiar el agua de contaminantes como el plomo y el mercurio, explicó Bernardo Galán, delegado en Jalisco de esta organización civil.

El cascarón junto con el óxido de magnesio y el óxido de calcio forman una mezcla que penetra en la tierra cercana al afluente y ayuda a eliminar tanto los restos de heces fecales como los metales pesados.

Te puede interesar: Fotogalería: La costas de Turquía evidencían la contaminación y el calentamiento global

“En una zanja de un metro de ancho por 10 metros de profundidad vertemos nuestra mezcla físico-química y ahí se lleva a cabo el proceso. En temporal de lluvia se realiza la absorción de los metales y la recuperación de minerales”, detalló Galán.

El activista aseguró que se puede absorber hasta 70% de la materia orgánica y hasta el 20% los metales pesados y sus contaminantes.

EFE / Francisco Guasco

En agosto próximo realizarán una jornada en la que intervendrán las zonas cercanas al río Santiago para “sembrar” 12 toneladas de esta mezcla, esto con la esperanza de que en al menos un año empiecen a ver los primeros resultados.

En los pozos intervenidos, la mezcla debe renovarse cada determinado tiempo para hacer un monitoreo de los cambios que va teniendo el agua mediante los sedimentos que van quedando alrededor del cauce, dijo el activista.

Lee: De Michoacán a la CDMX: un recorrido por las historias de agua que entraña el sistema Cutzamala

Además realizarán campañas de reforestación en los alrededores para limpiar el subsuelo de metales pesados de manera natural y agilizar la biodegradación del cascarón de huevo y tener mejores resultados.

Una técnica ya exitosa

El río Santiago forma parte de la cuenca Lerma-Chapala-Santiago y es considerado el segundo afluente más largo del país. Nace en el Estado de México y desemboca en el Lago de Chapala, en Jalisco.

Esta técnica fue utilizada el año pasado para intervenir siete pozos de agua en el poblado de Lerma, en el Estado de México, donde surge el río Santiago.

Los resultados fueron evaluados parcialmente por los activistas en conjunto con académicos y, hasta ahora, han constatado una disminución de 60% del material orgánico y de 25% de los metales pesados presentes en esa parte del río, aunque deberán hacer una evaluación más a profundidad en julio próximo.

También puedes leer: Silicon Valley toma medidas enérgicas contra el uso del agua a medida que empeora la sequía

La colecta ha convocado a ciudadanos, empresas apicultoras o del sector hostelero de Jalisco. Estos donan el cascarón de huevo que luego es llevado al centro de acopio, donde es sometido a un proceso de secado natural y de trituración hasta hacerlo casi polvo, para luego almacenarlo.

Contaminación y enfermedades

Para H2O, trabajar en el río Santiago es importante debido a la gran cantidad de personas que se abastecen del agua contaminada del afluente y que, al menos desde hace dos décadas, tienen enfermedades renales y diversos tipos de cáncer.

Una de ellas es El Salto, un municipio en el que cientos de personas han muerto de enfermedades renales no solo por el agua que beben, sino por aspirar los vapores tóxicos que emanan del río.

Un estudio realizado en 2010 por la Universidad Autónoma de San Luis Potosí –financiado por el gobierno de Jalisco pero que permaneció oculto durante una década– detectó en el agua metales pesados como plomo, arsénico, benceno o cadmio, así como mercurio en la sangre en hasta 98% de los niños de seis poblados cercanos.

No te pierdas: La pandemia volvió a 2020 ‘el año del océano silencioso’, dicen los científicos

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se pronunció al respecto en 2020 y emitió una resolución en la que pide a México adoptar medidas “para preservar la vida, integridad personal y salud de los pobladores de las zonas a hasta cinco kilómetros” del río Santiago.

Para los activistas de H2O poder limpiar el agua y los olores fétidos que emana es una manera de empezar a ayudar a los pobladores de los municipios aledaños al río, aunque recordaron que el trabajo contempla un período de cinco años.

También te puede interesar

México

El próximo miércoles zarpará el tercer buque a Cuba con jeringas, tanques de oxígeno, cubrebocas y alimentos, informó la cancillería mexicana.

Medio Ambiente

Este año, se necesitarían 1.7 Tierras para cubrir las necesidades de la población mundial de forma sostenible, según Global Footprint Network.

Mundo

Este tipo de fenómenos son comunes durante la primavera, esta los tomó de sorpresa porque nunca suceden en verano.

Salud

Un informe presentado por la OMS señala que los fabricantes de cigarros electrónicos tienen como objetivo principal a niños y adolescentes.

Publicidad