Síguenos

 

Medio Ambiente

Nuevo campo petrolífero en tierras africanas amenaza la vida de 130,000 elefantes

Un proyecto exploratorio en Botsuana y Namibia amenaza los ecosistemas, las comunidades locales y la vida silvestre, dicen los conservacionistas.

Marcha de elefantes
El agua que abastece al delta del Okavango, crucial para la supervivencia de los elefantes, podría verse amenazada. Foto: Hemis / Alamy

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Decenas de miles de elefantes africanos están bajo amenaza por los planes para un nuevo campo petrolero masivo en uno de los últimos grandes páramos del continente, advirtieron expertos.

Los activistas y conservacionistas temen que el propuesto campo petrolífero, que se extiende a lo largo de Namibia y Botsuana, devaste los ecosistemas regionales y la vida silvestre, así como las comunidades locales.

El plan representa la más reciente amenaza para los elefantes en la región, cientos de los cuales han muerto misteriosamente el año pasado. Los científicos están tratando de encontrar la causa de las muertes, pero creen que pueden estar relacionadas con una cantidad creciente de algas tóxicas, causadas por el calentamiento global, en sus pozos de agua.

Lee también: La niña en el árbol de baobab gigante: la mejor fotografía de Luis Tato

“Es incomprensible que la búsqueda de combustibles fósiles de ReconAfrica siga adelante”, dijo Rosemary Alles de Global March for Rhino and Elephants (Campaña Global por los Rinocerontes y Elefantes). “Menos de 450,000 elefantes sobreviven en África, en comparación con los millones de hace no mucho tiempo: 130,000 han establecido esta región como un hogar, y los planes mal concebidos de ReconAfrica los ponen en riesgo directo”.

ReconAfrica, una compañía canadiense de petróleo y gas que cotiza en las bolsas de valores de Canadá, Estados Unidos y Alemania, ha arrendado más de 34,000 kilómetros cuadrados de tierra en la cuenca de Kavango. El trabajo de exploración sísmica ha comenzado y los expertos dicen que el nuevo campo petrolero podría ser uno de los más grandes de los últimos años. ReconAfrica estima que el “petróleo potencial generado” podría estar entre 60 mil millones y 120 mil millones de barriles, y tener un valor de miles de millones de dólares para la economía regional.

El gobierno de Namibia dijo que hasta ahora solo se habían otorgado licencias exploratorias que no permiten ninguna operación de producción. Dijo que los pozos exploratorios no estaban ubicados en ninguna “área de conservación o ambientalmente sensible y que no tendrán un impacto significativo en nuestra vida silvestre”.

Lee también: Fotogalería | Rescatan a elefante de 40 años abandonado por un circo

Pero los científicos, los ambientalistas y las comunidades locales dicen que el proyecto podría poner en peligro los suministros críticos de agua y amenazar el delta del Okavango en Botsuana, una enorme naturaleza virgen y Patrimonio de la Humanidad.

“Cada elemento de este proceso, desde nuevas carreteras hasta sitios de perforación, refinerías y terminales, devastará el ecosistema y las comunidades locales que dependen de él para la agricultura y la pesca”, dijo Nnimmo Bassey, director de la Fundación Salud de la Madre Tierra y presidente de Oilwatch África. Alles agregó que se sabe que las vibraciones del trabajo de exploración perturban a los elefantes, y el aumento en la construcción, las carreteras y el tráfico no solo alejaría a los animales, sino que también abriría el área a los cazadores furtivos.

“Sobre todo cuando tienen crías, evitan las zonas donde hay alguna actividad humana, donde hay ruido y lo que ven como peligro. Esto puede alejarlos de sus antiguas rutas migratorias y acercarlos a las aldeas y áreas agrícolas, lo que lleva a más conflictos entre humanos y elefantes“.

Alles agregó: “Hay una profunda ironía. Aquí estamos con cientos de elefantes muriendo a causa de una proliferación de algas causada por el cambio climático, y a pocos kilómetros de distancia quieren comenzar a perforar en busca de más petróleo”.

ReconAfrica argumenta que el proyecto traerá puestos de trabajo y enormes beneficios económicos a la región sin dañar el medio ambiente.

Lee también: Un estudio sugiere que sólo el 3% de los ecosistemas del planeta están intactos

“Creemos sinceramente que la industria energética estable de la región puede desarrollarse de una manera ambiental y socialmente responsable que rinda cuentas y apoye el desarrollo y la entrega de beneficios económicos y sociales muy necesarios, así como también financiando inversiones en la conservación ecológica y de vida silvestre local”, dijo un portavoz de la empresa.

Agregó que hay “medidas establecidas” para abordar los problemas de ruido y vibración y que se instalaron pozos de agua comunitarios alimentados por energía solar, que usan fluidos de perforación a base de agua, biodegradables y sin cloruro y usan equipos de baja frecuencia para “proteger las comunicaciones con la vida silvestre”. No “operarán de noche, cuando los elefantes normalmente se comunican”.

“Nos comprometemos a seguir trabajando en estrecha colaboración con los gobiernos de ambos países y bajo la supervisión directa de los mismos, así como de sus autoridades regionales y tradicionales, para asegurarnos de que cumplimos con las leyes y normativas pertinentes en todas las etapas de nuestra operación”, agregaron.

El mes pasado, la Agencia Internacional de Energía dijo que la explotación y el desarrollo de nuevos campos de petróleo y gas deben detenerse este año si el mundo quiere mantenerse dentro de los límites seguros del calentamiento global y cumplir el objetivo de cero emisiones netas para 2050.

Los expertos dicen que extraer miles de millones de barriles de combustibles fósiles de un nuevo campo petrolero gigante en África es una directa contradicción de ese hallazgo, con consecuencias potencialmente desastrosas para la emergencia climática.

Lee también: Espacios domésticos, medio ambiente y agenda de paz: aspectos para superar la crisis feminista en Latam

Fridays For Future-Windhoek, un grupo ambientalista con sede en la capital de Namibia, ha calificado al campo petrolífero de “gigabomba de carbono”, y los activistas temen que pueda actuar como puerta de entrada para otros proyectos en el sur de África si sigue adelante.

Ina-Maria Shikongo, una de las coordinadoras del grupo, dijo que la región ya resiente los golpes de las sequías y calor excesivo y que los refugiados climáticos, en busca de comida y trabajo, son ahora más comunes.

Dijo que el plan del campo petrolífero, como la esclavitud y el colonialismo, se basó en el norte global explotando recursos y personas en el sur global para sus propios fines. “Hoy lo llamamos capitalismo, pero el sistema no ha cambiado en absoluto, es un sistema basado en la explotación“.

Algunas figuras del gobierno de Namibia han dicho que los críticos occidentales, cuyos propios países se enriquecieron con la explotación de sus recursos naturales, no tenían derecho a impedir que Namibia hiciera lo mismo.

Lee también: Crimen organizado y medio ambiente en Latinoamérica: un encuentro fatal

Sin embargo, Bassey dijo que la extracción de petróleo no traerá prosperidad al pueblo de Namibia, y agregó que todo el mundo tendría que alejarse de los combustibles fósiles en la próxima década para evitar el colapso climático.

“Es fundamental comprender que no podemos permitirnos replicar los métodos y las vías que utilizó Occidente para llegar a donde están hoy“.

Dijo que era necesario “garantizar la justicia en la transición de la energía sucia“, y que Occidente debería ofrecer apoyo financiero para mantener los recursos de combustibles fósiles en el suelo mediante el pago de una “deuda ecológica o climática” que permita a países como Namibia “construir resiliencia y seguir un camino de desarrollo que esté en línea con los límites planetarios”.

Buscar nuevos pozos de petróleo en este momento simplemente significa buscar problemas para nuestras naciones y para el planeta.

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Economía

Las sesiones de este lunes estuvieron marcadas por la preocupación por la variante Delta y el repunte de contagios de Covid-19.

Mundo

Los elefantes no dan señal de que vayan a regresar o asentarse en un sitio nuevo; las autoridades creen sería peligroso dirigirlos a un...

Derechos Humanos

La MGF ha revivido con el confinamiento, pero los activistas están presionando para salvar a las niñas en riesgo.

Opinión

El movimiento rastafari defiende que la isla caribeña se erigió como un espacio panafricano desde el que combaten el supremacismo blanco.

Publicidad