AMLO pide a EU invertir en Centroamérica para contener la migración irregular
El presidente Andrés Manuel López Obrador en conferencia en Palacio Nacional. Foto: Gobierno de México.

AFP.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reiteró este jueves su propuesta para que Estados Unidos invierta en Centroamérica, luego de que el país vecino reactivara una política que obliga a los solicitantes de asilo a esperar por sus trámites en México.

“No se puede resolver un problema social sólo con medidas coercitivas, se tiene que atender la causa, se está buscando convencer al gobierno de Estados Unidos para que se invierta en el desarrollo en Centroamérica”, señaló López Obrador ante la prensa, al considerar que la inversión ayuda a detener la migración indocumentada.

El mandatario también reiteró su propuesta para que Estados Unidos y Canadá otorguen visas temporales de trabajo a migrantes para cubrir sus necesidades de “fuerza de trabajo”, las cuales con el tiempo puedan convertirse en documentos de residencia.

El miércoles, la Corte Suprema de Estados Unidos reinstauró una política migratoria que obligaba a los solicitantes de asilo a esperar en México su cita ante tribunales. El presidente estadounidense, Joe Biden, había suspendido esta medida.

Impulsado por el expresidente republicano Donald Trump, el programa “Quédate en México” permitió que decenas de miles de solicitantes de asilo, en su mayoría de Centroamérica, fueran enviados de regreso a la frontera con México.

El gobierno de México dijo el miércoles que, en apego a su política exterior, “no se posiciona” con respecto la decisión de la Corte Suprema estadounidense de reinstaurar el programa.

En la fronteriza Ciudad Juárez, varios migrantes de origen cubano expresaron su preocupación por este fallo. 

“Todo lo que hemos vivido aquí, imagínense por cuántas situaciones hemos tenido que pasar aquí. Al final nos dieron una esperanza y luego ahora cambió todo”, dijo a la AFP Liumelia Herrera, quien acudió con otros migrantes en busca de apoyo a las oficinas de la Agencia para los Refugiados de Naciones Unidas (ACNUR).

“Ya llevo casi tres años aquí y estamos viviendo una situación como si fuera una mala experiencia que hemos pasado aquí. Y estamos locos por pasar, que nos den esa oportunidad, que nos ayuden por favor”, dijo por su parte Dileidy González, otra migrante de origen cubano.

El número de detenciones de indocumentados, incluidos menores no acompañados, batió un récord de 15 años en abril pasado en la frontera entre Estados Unidos y México. De las más de 178 mil 600 personas interceptadas, el 82% provenía de México y Centroamérica.

Para contener la migración ilegal, el gobierno mexicano tiene desplegados 27 mil 562 efectivos de las fuerzas armadas en sus fronteras sur y norte.