No es broma: México aceptará el desembarque de cruceros con casos Covid-19
Dos cruceros de la línea naviera Holland America Group, en las costas de Ensenada, Baja California Foto: Alejandro Zepeda/ EFE

México permitirá que los cruceros con pasajeros contagiados de Covid-19 desembarquen y prometió atender a los viajeros enfermos atendiendo al reglamento sanitario internacional de la Organización Mundial de la Salud (OMS), así lo dio a conocer la Secretaría de Salud (SSa) y de Turismo (Sectur) a través de un comunicado en conjunto.

“En caso de que las personas que viajan en los cruceros presenten síntomas de la enfermedad Covid-19 o una prueba positiva al virus SARS-CoV-2, se les proporcionará la atención médica requerida”, afirmaron las dependencias.

Este anuncio ocurre en medio de crecientes restricciones en otros países y la oposición de las administraciones locales, como el caso de la negativa de las autoridades sanitarias de Jalisco de no permitir el desemabarque, en las últimas dos semanas, de dos cruceros en Puerto Vallarta, el primero tenía 30 casos confirmados de Covid-19 y otro 21.

La variante ómicron y su expansión ha provocado que los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos investiguen el brote de Covid-19 de los últimos 7 días en 68 cruceros.

Pese a este riesgo, el Gobierno mexicano dijo que “las personas que no presenten síntomas podrán hacer sus actividades turísticas con respeto a las medidas básicas de prevención: uso correcto de cubrebocas, lavado frecuente de manos con agua y jabón”.

“Las personas asintomáticas o con un cuadro leve se mantendrán en cuarentena preventiva, y aquellas que presenten síntomas de gravedad serán atendidas en los hospitales de las ciudades en las que se encuentren”, indicaron las secretarías del gobierno.

La apertura al turismo de México ocurre mientras el país acumula más de 3.9 millones de casos y se acerca a las 300 mil muertes por covid-19, la cuarta cifra más alta del mundo.

Asimismo, Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud, argumentó que se “sobreestima a la variante ómicron”, de la que solo hay 42 casos confirmados por el gobierno.

“Nuestro país mantiene su política de solidaridad y fraternidad, así como el principio de no discriminación hacia todas las personas, por lo que las autoridades sanitarias y de turismo se mantienen pendientes para proporcionar asistencia médica necesaria a quienes nos visitan por motivos recreativos”, señaló el boletín.

Con información de EFE.