‘Este es el camino, vamos bien’: AMLO reitera que no cambiará la estrategia de combate al crimen
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, habla durante una rueda de prensa. Foto: Isaac Esquivel/EFE.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) descartó nuevamente cambiar de estrategia de seguridad y combate al crimen, luego de los hechos delictivos que derivaron en el asesinato de dos sacerdotes jesuitas y un guía de turistas en un templo de Urique, Chihuahua.

México registró 33 mil 308 homicidios en 2021 después de los dos años más violentos de su historia, con 34 mil 690 víctimas de asesinato en 2019 y 34 mil 554 en 2020.

No (se cambiará la estrategia), al contrario, este es el camino. Todo esto es el fruto podrido de una política de corrupción, de impunidad que se implementó desde los tiempos de Felipe Calderón“, dijo durante su conferencia de prensa de este jueves, luego de ser interrogado por el crimen que incluso generó el reclamo del papa Francisco por la violencia en México.

El mandatario reiteró que la “no se puede enfrentar la violencia con la violencia”, y aseguró que continuará con la estrategia de atender las causas y combatir la corrupción y la impunidad, la cual ha basado en un mayor control de la Marina y el Ejército en áreas de seguridad, así como en el despliegue de elementos de la Guardia Nacional y en los programas sociales dirigidos a jóvenes desempleados y estudiantes.

Son dos cosas, y vamos avanzando, primero atender las causas, que nunca atendieron las causas, nunca atendieron a los jóvenes, porque desprecian a los pobres, al pueblo. Lo otro que nos ayuda mucho es combatir la corrupción y la impunidad”, añadió López Obrador, cuya frase “abrazos no balazos”, como resumen de su estrategia, le ha generado críticas en reiteradas ocasiones.

AMLO también celebró las palabras del papa Francisco, quien aseguró que “la violencia no resuelve los problemas, sino que solo aumenta los sufrimientos innecesarios”.

México reportó 2 mil 833 homicidios en mayo, por lo que se convierte en su mes más violento en lo que va de 2022 y uno de los 10 más sangrientos del sexenio de López Obrador. La cifra es un incremento mensual de 9.84% frente a los 2 mil 554 asesinatos reportados en abril.

-Con información de EFE