Norma Lucía Piña debe preservar la autonomía de la SCJN: Coparmex
Norma Lucía Piña Hernández fue elegida como ministra presidenta de la SCJN. Foto: SCJN

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) aseguró que Norma Lucía Piña Hernández, nueva presidenta de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), debe preservar la autonomía del órgano autónomo y el efectivo funcionamiento del sistema de pesos y contrapesos de México.

“Reconocemos a los ministros de la SCJN quienes alcanzaron, en un ejercicio democrático, un acuerdo que permitió a la ministra Piña convertirse en la primera mujer en presidir la Suprema Corte y cuya labor tendrá como retos principales preservar la autonomía del tribunal, la sana división de poderes y el efectivo funcionamiento del sistema de pesos y contrapesos del país”, mencionó la Coparmex en un comunicado.

Además, se destacó que Piña Hernández cuenta con la capacidad técnica, la experiencia y el perfil para liderar esta institución clave en México, y su nombramiento generó un ánimo de confianza en el quehacer y autonomía del máximo tribunal.

“Desde la Confederación nos congratulamos por su elección como presidenta de la Suprema Corte y del Consejo de la Judicatura Federal (CJF), le deseamos el mayor de los éxitos en su encomienda y reiteramos nuestra disposición de contribuir a la construcción de un México con certeza jurídica y democrática”, detalló la Coparmex.

La Confederación reafirmó que el que exista certidumbre jurídica en México es un factor clave para generar las condiciones que atraigan mayores inversiones, generen empleos y bienestar a las familias.

“Esta certeza y legalidad requieren que el máximo órgano jurisdiccional del país goce de independencia, libertad y de los perfiles idóneos para tal responsabilidad. Reiteramos nuestra disposición de contribuir con la SCJN en la construcción de un México con certeza jurídica, republicana y democrática”, puntualizó.

Norma Lucía Piña Hernández rindió protesta este lunes 2 de enero y ofreció su primer discurso ante el pleno en la sesión solemne, en donde destacó su carácter de mujer al frente de la Suprema Corte.

Mencionó que asume la máxima responsabilidad a la que como mexicana, abogada, jurista e integrante del Poder Judicial puede aspirar y que lo hacía consciente de su complejidad.

Piña se comprometió a dar pasos firmes juntos para saber aprovechar la oportunidad que representa todo reto en beneficio del Poder Judicial y de México.