Deposito de combustible explota y deja 28 muertos en Líbano
Sumado a las personas fallecidas, se registran 79 heridos y 4 desaparecidos. STR / EFE

Efe.- Apenas diez días después del primer aniversario de la explosión en el puerto de Beirut, que dejó más de 200 muertos, más de 6 mil 500 heridos, una deflagración de un depósito de combustible cuyo contenido estaba siendo distribuido a la población en el norte del Líbano ha dejado 28 muertos.

La explosión se produjo en las primeras hora de la madrugada, cuando un depósito de combustible estalló dentro de un terreno dedicado al almacenamiento de gravilla en la ciudad de Al Talil, en Akkar, al norte del Líbano.

El saldo total de víctimas hasta el momento es de 28 muertos y 79 heridos de diferente gravedad, mientras que los equipos de emergencia están buscando a desaparecidos, por lo que la cifra de muertos podría aumentar.

El Ejército libanés afirmó en su cuenta de Twitter que dos de los 28 fallecidos son militares, mientras que otros once militares permanecen en estado crítico y cuatro están desaparecidos.

Hasta el momento se desconoce qué generó la explosión, sin embargo, esta se produjo unas horas después de que el Ministerio de Interior anunciara que enviaría patrullas para inspeccionar los almacenes de carburante en las gasolineras y comprobar que no se estaba haciendo acopio de combustible, un bien del que el país apenas dispone.

La escasez de combustible se traduce en la carencia casi absoluta de electricidad, puesto que el país es incapaz de proveer energía a la ciudadanía, que se ve obligada a utilizar generadores privados. De esa misma forma funcionan los hospitales.

El acopio de carburante ha crecido exponencialmente en las últimas semanas hasta el punto de que, el sábado, el Ejército libanés anunció que había incautado miles de litros de gasolina y diésel que los distribuidores estaban almacenando en tanques en todo el país.