Ciudadanos de China empiezan a planear viajes tras anuncio del fin de las cuarentenas
Tripulación de una aeronave usa trajes de protección en aeropuerto. Foto: AFP.

La población china reaccionó con alegría y se apresuró a reservar viajes al extranjero el martes después de que las autoridades anunciaran el próximo fin de la cuarentena obligatoria al regresar al país vigentes durante casi tres años.

El lunes por la noche, el gobierno anunció que a partir del 8 de enero las personas provenientes del extranjero no deberán aislarse al llegar a China, un paso más hacia el desmantelamiento de la política “covid cero” que lastró la y provocó protestas a nivel nacional.

La flexibilización de las medidas trajo también un aumento de casos a nivel nacional, hasta el punto que las autoridades dijeron que era “imposible” rastrear el número de contagios y dejaron de publicar sus balances diarios.

La Comisión Nacional de Salud también modificó el criterio para computar las víctimas de Covid-19 a aquellas fallecidas por un fallo respiratorio causado por la infección, lo que según los expertos disimulará las muertes de este repunte.

Aun así, muchos chinos celebraron el fin de estas restricciones que habían mantenido casi completamente aislado del mundo al gigante asiático desde marzo de 2020.

“Se acabó (…) La primavera está llegando”, decía uno de los comentarios más votados en la red Weibo, una especie de Twitter chino.

Una pobladora de Shanghái de apellido Chen comentó que “se siente como que alguien oprimió el botón para terminar la película”, y que ahora podrá visitar a su familia en Reino Unido.

Finalmente, China vuelve a la normalidad“, declaró a AFP. “Se ve que hay gente que todavía se preocupa por el comercio mundial y el impacto en la economía china”.

Otro vecino de Shanghái, de apellido Du, consideró que con la apertura China podrá alcanzar la llamada inmunidad de rebaño y que “no hay cómo” evitar el virus en la ciudad.

Las búsquedas de vuelos al extranjero se dispararon después del anuncio, indicaron los medios estatales. La plataforma de viajes Tongcheng registró un aumento del 850% en sus búsquedas y del 1,000% en solicitudes de información sobre visados.

La plataforma rival Trip.com dijo que el volumen de búsquedas se había multiplicado por diez respecto al año anterior solo media hora después del anuncio.

Los destinos más buscados son Macao, Hong Kong, Japón, Tailanda y Corea del Sur, según esta empresa.

Dificultades de viaje al exterior de China

Pero algunos chinos podrían encontrar dificultades para viajar al exterior, como en el caso de Japón, que exigirá prueba de Covid-19 a los visitantes que llegan de China, anunció el primer ministro japonés, Fumio Kishida.

En respuesta, el ministerio chino de Relaciones Exteriores dijo el martes que los países deben aplicar controles de enfermedades “científicos y adecuados” que “no afecten el intercambio normal de personal”.

Este mes, China decidió terminar con la mayoría de restricciones de su política “covid cero” que implicaba test masivos, estrictos confinamientos y largas cuarentenas en instalaciones gubernamentales.

“La sensación generalizada es simplemente alivio”, dijo Tom Simpson, director para China del Consejo de Negocios China-Reino Unido.

“Pone fin a tres años de perturbaciones muy significativas”, añadió a la AFP.

El regreso a una operativa de negocios normal será “gradual” a medida que las aerolíneas organicen más vuelos hacia China durante 2023.

Sin embargo, el anuncio es “muy, muy bienvenido”, agregó.

Desde marzo de 2020, todos los pasajeros llegados a China debían cumplir con cuarentenas en instalaciones controladas por el gobierno. Paulatinamente, el periodo de aislamiento se redujo de tres semanas hasta los cinco días a partir del mes pasado.

Sin embargo, algunas restricciones siguen en pie y China sigue suspendiendo de forma casi mayoritaria los visados para turistas extranjeros y estudiantes desde el inicio de la pandemia.

El fin de la cuarentena llega antes de dos importantes periodos festivos el próximo mes, en los que normalmente millones de personas viajan a sus ciudades natales para reunirse con sus familias.

En paralelo, hospitales y crematorios se ven desbordados con pacientes y víctimas de Covid. Hay estudios que estiman que un millón de personas pueden morir en los próximos meses.

Las grandes ciudades sufren desabastecimientos de medicamentos y los centros médicos se ven bajo presión por la llegada de pacientes mayores sin vacunar.

Las autoridades nacionales indicaron que el país está preparado para atravesar la tormenta y urgieron a la población a responsabilizarse de su propia salud.

“Necesitamos que la población se proteja adecuadamente y continúe cooperando con la implementación de las medidas relevantes de prevención y control“, dijo a la agencia estatal Xinhua Liang Wannian, epidemiólogo y responsable del grupo de expertos de la Comisión de Salud encargado de gestionar el Covid.

– Con información de AFP.