Covid-19 pone contra las cuerdas a Mikel Arriola
Hat-Trick
Covid-19 pone contra las cuerdas a Mikel Arriola
Foto: EFE
Escucha la columna Hat-trick

El brote de Covid-19 en la Liga MX ha puesto contra las cuerdas a Mikel Arriola. Apenas lleva 20 días en el cargo de presidente ejecutivo de la competición y esta enfermedad ya le generó descontrol.

Es alarmante que 19 miembros de Rayados de Monterrey hayan salido positivo, unas cuantas horas después de haber disputado un partido oficial contra el América, que, con toda la razón, mostró su molestia por la irresponsabilidad del cuadro regio.

Ante tal hecho, el calendario del Guardianes 2021 sufrió modificaciones y, peor aún, falta ver que ningún miembro del equipo blanquiazul (o miembros de su entorno familar) tenga problemas con el Covid. Como está la pandemia en México, ningún escenario se debe descartar.

Arriola tiene una prueba de fuego enfrente y parece estar distraído. Como si se tratara de una campaña política ha viajado a las distintas plazas futboleras a visitar a los dirigentes de los clubes. ¿No las podría hacer reuniones de forma virtual? ¿Para qué trasladarse a lugares cuando hay que dar el ejemplo y quedarse en casa?

En vez de hacer turismo, el dirigiente balompédico debería estar ajustando los protocolos para evitar contagios, porque es notorio que están fallando. De acuerdo con información del periodista Francisco Arredondo, en el torneo pasado salieron positivos 165 de 459 jugadores evaluados (35%). La cifra es elevada si se considera que los deportistas deberían ser rigurosos con los cuidados. Y la tendencia sigue igual si vemos el caso rayado.

TUDN

Sin embargo, hay tibieza desde las altas esferas. La reunión que sostuvo Jonathan Rodríguez de Cruz Azul sin usar cubrebocas ni sana distancia debería tener una reacción enérgica de Arriola para sancionar al jugador por su irresponsabilidad. Hasta el momento, se ha ignorado el tema.

También hay que ver lo que sucede en la cancha. Algo tan sencillo como lo que dice el artículo 47 del Protocolo Sanitario de la Liga MX se viola con flagrancia. Ese apartado señala que “al anotar un gol, o en cualquier otro momento del partido, debe evitarse el festejo grupal y abrazos”. Bueno, Rogelio Funes Mori, sí, del Monterrey, fue abrazado cuando le marcó al América. Ni cómo ayudarles…

Ya en el futbol femenil ocurrió una tragedia derivada de la pandemia con la muerte del técnico de Santos Martín Pérez Padrón. Ojalá que no ocurra lo mismo con otro miembro de la familia futbolera.

Para minimizar el riesgo es momento de que Mikel Arriola ejerza realmente como el hombre que quiere llevar a altos vuelos a la Liga MX y buscar la manera de frenar los contagios de Covid-19. En caso de que no lo haga de forma inmediata, la autoridad federal debería suspender el torneo por el bien de todos.