El príncipe Guillermo, duque de Cambridge, cumplió 40 años de edad
Foto tomada el 2 de junio de 2022, la británica Catherine, duquesa de Cambridge y el príncipe Guillermo, duque de Cambridge de Gran Bretaña se paran con sus hijos, el príncipe Luis de Cambridge de Gran Bretaña, la princesa Charlotte de Cambridge de Gran Bretaña, y el Príncipe George de Cambridge de Gran Bretaña, para ver un vuelo especial desde el balcón del Palacio de Buckingham después del Desfile del Cumpleaños de la Reina, el Trooping the Colour, como parte de las celebraciones del jubileo de platino de la Reina Isabel II, en Londres. El cumpleaños número 40 del príncipe Guillermo esta semana marca un hito importante para el futuro rey, quien está imprimiendo rápidamente su autoridad en la familia real británica trazando un camino entre la tradición y la modernidad. Foto: Daniel Leal/ AFP

El príncipe Guillermo cumplió 40 años de edad. El duque de Cambridge, hijo del príncipe Carlos y la fallecida Diana de Gales, y nieto de la reina Isabel II, es el segundo en la línea de sucesión a la corona británica.

El 40 cumpleaños coincide con el Jubileo de Platino, los 70 años del trono de su abuela, y el aumento de los compromisos que asume como futuro heredero de la corona, una vez que su padre asuma el trono.

Guillermo reside en el palacio de Kensington, en el centro de Londres, y está casado con la duquesa de Cambridge, Catalina, y sus tres hijos: los príncipes Jorge, Carlota y Luis.

“Es una etapa muy importante para él porque, junto con su padre, el príncipe Carlos, está aumentando su respaldo a la reina y sigue forjando una identidad como futuro rey”, explica a la AFP el comentarista real Richard Fitzwilliams.  

Con los años, Guillermo se ha ganado el corazón de los británicos, muchos de los cuales incluso quieren que suceda directamente a su abuela, en lugar del menos popular Carlos, de 73 años. Según el gabinete de sondeos YouGov, es el miembro de la realeza más popular tras Isabel II, con un 66% de opiniones favorables.   

Guillermo también interviene en decisiones importantes, según la prensa británica, como cuando por ejemplo se opuso a la participación del príncipe Andrés, su controvertido tío sumido en un escándalo sexual, en la tradicional ceremonia de la Orden de la Jarretera en junio.   

Él y Catalina “son el futuro de la monarquía”, dice Fitzwilliams, “como lo demuestra su aparición en el balcón (del palacio de Buckingham)” junto a la reina durante las fiestas del jubileo.  

El príncipe no suele mostrar sus sentimientos, pero defendió a la familia real tras la impactante entrevista que dieron su hermano Enrique y su esposa Meghan a la televisión estadounidense, asegurando que no son “racistas” como se les habían acusado.   

Sin embargo, reconoce la necesidad de modernizar una institución milenaria para que sobreviva después de Isabel II, cuando la idea de una república gana terreno entre los jóvenes. 

“Una de las cosas que preocupan especialmente a Guillermo es la imagen de la monarquía y cómo puede avanzar”, quiere convertirla en una institución “relevante” y “contemporánea”, según Fitzwilliams.   

Con información de EFE y AFP.