Pierde México miles de millones de pesos por huachicol de contrabando
Las empresas ferroviarias no tienen capacidad de asegurarse que la carga de combustibles que traen es totalmente lega. Foto: Ethan Cull/Unsplash.com

México dejó de percibir unos 12,000 millones de pesos en ingresos fiscales debido al nivel del contrabando de combustibles, reveló una investigación de OPIS, una firma especializada en precios del sector.

En un análisis sobre el impacto de las importaciones sospechosas de combustibles, la firma dice que la importación ilegal de estos productos promedió, sólo en diciembre del año pasado 68,200 barriles diarios, lo cual no sólo provoca daños al erario, sino constituye una competencia desleal a los importadores legales. Esta cifra es 50% superior a la del año previo, refiere OPIS.

De acuerdo con el reporte, los contrabandistas recurren a varias prácticas para importar los insumos, a menudo disfrazando combustibles por aceites base a fin de engañar a las autoridades aduanales.

De acuerdo con Daniel Rodríguez, de OPIS, los contrabandistas de combustible mezclan aceites base con aceites de motor o de plano engañan a las autoridades aduanales al traer combustible diesel clasificado como lubricante. Esto les permite evitar pagar 7.15 pesos por litro de aranceles, lo que les da a los contrabandistas una ganancia 40% superior a los importadores legales.

También lee: ¿Cuánto vale un elefante? Conoce a los ecologistas que hacen las sumas

Los distribuidores legales de combustibles, sobre todo en el norte del país, se enfrentan a un mercado en el que de pronto hay una oferta de productos a precios más bajos de lo que ellos ponen en el mercado. Esta situación no sólo implica a los importadores ilegales y a las aduanas, sino que también involucra a empresas ferroviarias que, ya sea por omisión o por alguna otra razón, no pueden asegurar la legalidad de los productos que introducen al país.

Una correlación evidente del nivel del contrabando, dice OPIS, es que mientras la importación de lubricantes, componentes para mezclas y aceites base creció 175.4% de un año al siguiente. En tanto, la importación, vía tren, de gasolina, diesel y gas avión cayó 15% el último trimestre de 2020.

La noción es que el diesel llega disfrazado de esos productos y muchos industriales lo están comprando al ser más barato que el combustible que se importa de manera legal.