Rebeldes del Zoom: ¿por qué las compañías prohiben videollamadas constantes?
Zoom doom ... ¿la edad de oro de las videoconferencias ya ha quedado atrás? Fotografía: Fotógrafo, Basak Gurbuz Derman / Getty Images

Nombre: Rebeldes del Zoom.

Edad: un año, más o menos.

Aspecto: No lo sé. No se conectan, así es que nadie puede verlos.

Pero me encantan las llamadas por Zoom. No, no es así. A nadie le gustan las videoconferencias. A nadie le gusta buscar un espacio limpio en la casa, o cepillar el cabello, o tener que ver su cara mientras habla, o estar sentado dos horas viendo en una pantalla una presentación aburrida.

Es 2021. Si no haces llamadas por Zoom, ¿cómo se supone que te vas a comunicar con otros? Pregúntale a Jane Fraser, la CEO de Citigroup, que acaba de prohibir las videollamadas los viernes para ayudar a su personal a lidiar con el estrés de trabajar desde casa durante la pandemia. Ella los llama “Viernes sin Zoom”.

Lee: En Siria no hay Netflix ni Zoom para aliviar la vida diaria bajo la pandemia

Esa es una acción atrevida. ¿Fraser es la insumisa original del Zoom? Bueno, el año pasado, SailPoint Technology Holdings en Texas llegó a los titulares de los diarios porque prohibió a sus empleados hacer videollamadas entre las 10 am y las !2pm los martes y los jueves. La directora de recursos humanos, Abby Payne, lo expresó así: “La fatiga del Zoom es real”.

¿Qué es exactamente la fatiga del Zoom? Payne dijo que la medida se creó para responder a las quejas de los empleados de que pasaban todo el día en sus escritorios mirando las pantallas durante doce horas. Además, cuando pasas tanto tiempo en llamada de Zoom que no tienen sentido te distraes de tu verdadero trabajo.

Pero así son todas las reuniones a las que he ido. Precisamente. Eso es porque en realidad no se trata de las videollamadas. Es porque son reuniones innecesarias. Se trata de tener la capacidad de concentrarte en tu trabajo sin que te arrastren a participar en una reunión de la que nada bueno sale.

En realidad creo que he tenido más reuniones de las normales. Exactamente. Todos. Y eso es porque las videoconferencias las han hecho más fáciles. En los tiempos de antes, agendar una reunión era un problema. Tenías que avisarle a todos, reservar una sala y en ocasiones viajar durante horas. Ahora sólo necesitas un link.

¿Creemos que vayan a pegar los viernes sin Zoom? Otras compañías han salido con la idea de recortar las videollamadas. El MD Anderson Cancer Center, en Texas, introdujo las “tardes enfocadas de miércoles”, en las que se pide a  los empleados que no se comuniquen electrónicamente para nada, mientras que el fabricante de Clorox tiene un día al mes en el que nadie puede usar Zoom. Feather, una compañía que renta muebles en Nueva York, recomienda a los empleados descomponer sus cámaras durante las videollamadas.

Te recomendamos: “Se alquilan cabras para ZOOM”, la salvación de una granja británica

¿Por qué? El director de recursos humanos de Feather, Zach Ragland, dice que le da a los empleados “permiso para decir: ‘no te preocupes en bañarte, no te preocupes en peinarte, no te preocupes por nada’. Puedes apagar tu cámara, esta puede ser una llamada telefónica”.

Sólo una llamada telefónica. ¡Ya sé! ¿Recuerdan los teléfonos? No le digan a nadie pero yo creo que podrían ser el futuro.

Sí hay que decir: “Esta llamada pudo haber sido un email”.

No hay que decir: “Perdón ¿me puedes repetir?. Estabas silenciado.”