‘Una obra de Shakespeare’: los jefes de la F1 piden claridad en reglas de los límites de pista
Foto: AFP

Los directivos de los equipos principales de la Fórmula Uno pidieron que se termine con la ambigüedad y confusión del deporte sobre las reglas de los límites de las pistas después de que resultaran ser un asunto decisivo en el Gran Premio de Bahréin. 

El jefe de Mercedes, Toto Wolff, se quejó de que las reglas eran del largo de “una novela de Shakespeare” y Christian Horner de Red Bull dijo que deberían ser definitivas en lugar de estar “en tonos grises”. 

Lewis Hamilton ganó la temporada de apertura para Mercedes después de una batalla emocionante contra Max Verstappen de Red Bull. En las vueltas finales, Verstappen rebasó a Hamilton pero lo obligaron a entregar el lugar de inmediato, porque fue más allá de los límites de la pista en la curva cuatro durante la maniobra. 

Él y Red Bull aceptaron de inmediato que la instrucción de control de carreras era correcta, porque el holandés había ganado una “buena ventaja” al pasar, pero hubo controversia considerable sobre la aplicación confusa de las reglas durante la carrera en la misma esquina, donde pareció que Hamilton tomó ventaja al tomar la parte amplia. 

Hamilton tomó la parte amplia, más rápida, con la concepción de que era aceptable por la instrucción de la FIA de que los límites de la pista no se monitorearían para los tiempos de las vueltas en esa curva. Horner cree que la línea de Hamilton pudo valer hasta dos décimos de segundo por vuelta. Sin embargo, la FIA le advirtió a Hamilton sobre tomar esa curva amplia a media carrera. 

Horner alegó que no debe de haber espacio para interpretación en cómo se aplican las reglas. “Estas cosas de los límites de las pistas, siempre van a ser polémicas”, dijo. “Pero tenemos que tener una situación consistente. No puedes decir: ‘Está bien usarla en la carrera, pero no puedes pasarte de ahí’. Debería estar en blanco y negro, no en tonos de gris”. 

Wolff estuvo de acuerdo. Citó la complejidad de las instrucciones que reciben los corredores y los equipos. “Tenemos que ser consistentes con los mensajes que se dan”, dijo. “Tienen que ser claros, tienen que ser sagrados y no como una novela de Shakespeare abierta a la interpretación”. 

Cuando a Hamilton le informaron que se enfrentaría a una advertencia y después potencialmente a una penalización él dejó de abrirse pero cuestionó porqué la regla aparentemente cambió a media carrera. 

El director de carreras de la FIA, Michael Masi, insistió que las reglas no cambiaron. Él explicó que las reglas que establecían que la curva cuatro no se monitorearía también advertían que a los conductores no se les permitiría tomar ventaja al abrirse. Sin embargo, esa ‘ventaja’ parece estar en el contexto de rebasar o defender en lugar del tiempo de vuelta. Ciertamente parece que así la interpretó la mayoría de los equipos. 

Se requieren instrucciones más directas y definidas para los corredores, insistió Wolff. “Al comienzo de la carrera se dijo que los límites de la pista en la curva cuatro no se sancionarían”, dijo. “Luego en la carrera de repente escuchamos que si continuabas abriéndote podría verse como una ventaja que potencialmente podría causar una penalización. 

“La lección de esto es que tienen que ser simples, para que todos puedan comprenderlas y que no tengan que cargar el documento en el auto para leerlo y recordar qué está permitido y qué no”.