Ciudad de México: un tour virtual a través de cine, música, libros, comida y arte
La vida es más intensa en la Ciudad de México, en todo sentido. Los edificios coloridos de Coyoacán. Fotografía: Starcevic/Getty Images

En una cena comunitaria en Santa María la Ribera, uno de los primeros suburbios de la Ciudad de México, construido a finales de los 1800 al oeste del centro, conocí a un contorsionista europeo. Él estaba en sus 70 y usaba una silla de ruedas. El circo lo trajo al país hace décadas, y después nunca se fue. “Me siento más vivo aquí”, dijo. 

Eso es lo seductor de la ciudad. Puede haber extremos de existencia en la misma esquina, y hace que la vida sea más intensa. La escritora eslovaca expatriada Lucia Duero describe la ciudad como “al borde del momento: una intensidad intensiva de ser. Sabes que el mundo se destruye y tú te aferras, con alegría”. 

La ciudad ha seducido a los extranjeros desde que Hernán Cortés y sus conquistadores llegaron a la capital azteca ancestral de Tenochtitlán, el sitio en el que ahora está la ciudad moderna. Un emperador asturiano, instalado por Napoleón III de Francia, gobernó brevemente, DH Lawrence encontró inspiración para su novela La serpiente emplumada, la realeza de Hollywood llegó de Los Ángeles y la generación Beat busco escapar (de crímenes y Estados Unidos) y una trascendencia autodestructiva. 

De unas cuantas islas en un lago, la ciudad creció para ser la quinta ciudad más grande del mundo, algunos la llaman el monstruo. Parte de su gravedad viene de la densidad de historia aquí. Cuando caminas en las calles el pasado siempre está presente: “La ciudad se ha devorado a sí misma una y otra vez”, dice la escritora Carmen Boullousa. Setecientos años de sedimento, la arquitectura, idiomas, culturas y sabores que llegan aquí, se comprimen en algo nuevo, pero retienen un fragmento de sus orígenes. El pintor irlandés mexicano Phil Kelly disfrutó estas calles porque le enseñaron más que los libros. 

Ciudad de México: un tour virtual a través de cine, música, libros, comida y arte - carlos-aranda-7677h6GlNrA-unsplash-1-1024x767
Algunos se refieren a la quinta ciudad más grande del mundo como ‘El Monstruo’. Foto: Carlos Aranda/Unsplash.com

Antes de la pandemia, podíamos jugar a adivinar el itinerario de un visitante. La ruta turista se solidificó como un hilo de sitios y restaurantes conocidos. Ojalá, después de esta pausa en los viajes, los visitantes expandan su curiosidad y se adentren más en la ciudad. Mucho de lo que enlisto se enfoca en la pobreza, la violencia y el dolor que permea a la Ciudad de México, porque también es la fuente de la alegría y la generosidad que el DF y los chilangxs locales tienen que ofrecer. 

Mira

Ciudad de México: un tour virtual a través de cine, música, libros, comida y arte - 10000-1024x682
Escena de ‘Roma’, la película de Alfonso Cuarón.

Vi Roma en la Cineteca Nacional, un refugio del cine al borde de Coyoacán, donde siempre se proyecta algo interesante y los amantes del cine se relajan en los restaurantes o en el jardín. La película evoca una visión atemporal de la colonia epónima y su éxito habla por sí mismo, pero he llegado a apreciar lo radical que es. El tener una protagonista, incluso a pesar de sus orígenes indígenas, todavía es muy poco común en el cine mexicano y su cultura.

Ciudad de México: un tour virtual a través de cine, música, libros, comida y arte - 800px-Enrique_Metinides-683x1024
Enrique Metinides. Foto: Tania Victoria/ Secretaría de Cultura CDMX

 Al caminar en cualquier lugar de la ciudad, es inevitable encontrarse con las imágenes crudas e impactantes de la nota roja en cada puesto de periódicos. ¿Una sociedad debería esconder su violencia o mirarla directamente? Esto es lo que la película El hombre que vio demasiado lidia con perfilar al fotógrafo más famoso de la ciudad, Enrique Metinides. Comienza cuando él tenía nueve, el cazó accidentes, tragedia y crímenes por 50 años, y tuvo encuentros cercanos también. Él es un sujeto encantador y convincente, y sus imágenes hermosas e impactantes están en un nivel diferente que las fotos crudas que se publican hoy. 

La Ciudad de México es un personaje en las primeras dos películas estilizadas de Alonso Ruizpalacios. Güeros es una odisea de holgazanería en blanco y negro ambientada durante la huelga estudiantil de la universidad más grande de la ciudad. Cuando los personajes no saben donde están, preguntan, “¿Dónde estamos?” La respuesta “En la Ciudad de México”. El thriller de 2018 Museo reproduce el verdadero robo del Museo Nacional de Antropología por dos veinteañeros en 1985. Mientras hurtan los valiosos objetos mayas, obtienes un buen tour del museo. 

Escucha

Ciudad de México: un tour virtual a través de cine, música, libros, comida y arte - 640px-Salón_Los_Ángeles
Letrero de neón en el Salón Los Ángeles. Foto: Wotancito/Wikicommons

El Salón Los Ángeles abrió en 1937 y nunca cerró. Desafortunadamente, la pandemia amenaza con cerrar esta institución de la Ciudad de México, donde hombres y mujeres se ponen sus mejores ropas y bailan con orquestas en vivo. La Filarmónica de Los Ángeles creó un homenaje al salón para recaudar fondos, grabó dos obras que evocan ritmos de baile de salón de George Gershwin y Arturo Márquez. El sitio web incluye fotos del salón, una entrevista con Márquez y una gran playlist que curó él, inspirado por los varios estilos y géneros de aquellos que bailaron en el Salón Los Ángeles pudieron escuchar. 

La cumbia se originó en Colombia pero llegó a México en los 40 y se convirtió en el sonido nacional del país. Escuchas sus ritmos e iteraciones en toda la ciudad, desde fiestas de barrio hasta autobuses y centros nocturnos. Esta compilación te hará extrañar una pista de baile sudorosa, y la banda local Son Rompe Pera lleva el género a un lugar nuevo al combinar la marimba con un espíritu punk. Los hermanos Gama aprendieron a tocar el instrumento con su padre, pero preferían tocar en bandas punk y rock cuando eran más jóvenes. Juntaron todo en el increíble álbum Batuco. 

Las canciones rancheras lastimosas y apasionadas de Chavela Vargas encarnan la cantina, esos bares de la Ciudad de México en donde (mayormente) los hombres se lamentan, celebran y, sobre todo, beben. Ella revolucionó el género que popularizaron los mariachis y desnudó estas canciones de amor y desamor a solo su voz hechizante y una guitarra, y también removió su feminidad. Como lesbiana en una sociedad profundamente homofóbica, ella tuvo que ser más macha que los hombres, bebía más que ellos durante las borracheras de días en las cantinas, lugares donde las mujeres todavía pueden sentirse inoportunas. 

Cierra tus ojos y te transportarás a la ciudad a través del trabajo del artista sonoro Félix Blume con Los Gritos de México. Él trata los sonidos de las calles como instrumentos en una orquesta y crea ritmos y armonías del tejido sonoro de la Ciudad de México, lleva al oyente a través de sonidos de la cacofonía intensa de los vendedores ambulantes hasta la tranquilidad de la lluvia. 

Lee

Ciudad de México: un tour virtual a través de cine, música, libros, comida y arte - 478

El poeta Beat John Ross no es tan famoso como sus colegas que retrataron la Ciudad de México, pero él se quedó, pasó sus últimas tres décadas en el Hotel Isabel en el Centro Histórico. Su libro El Monstruo cuenta su historia personal e interesante de la ciudad a través de sus años de rebeldía con reportes y cuentos de gente que normalmente olvidan los cronistas. 

En una megalópolis uno suele vivir en una contradicción, como este subjetivo “yo” que piensa y siente, y también como un ser obliterado, uno de millones. Francisco Goldman navega esta marea y fluye dentro y fuera en su libro El circuito interior, une una autobiografía de duelo después de perder a su esposa con la enorme ciudad, específicamente reporta sobre el barrio de Tepito y sus residentes que perdieron familiares por abducciones de cárteles. Es un retrato móvil y una ventana hacia áreas que los turistas normalmente no buscarían. 

Los poetas juveniles de las historias y novelas de Roberto Bolaño recorren la ciudad bebiendo, discutiendo y amando. En Los detectives salvajes, él captura esa energía de colisiones y creación que uno puede sentir que sucede constantemente aquí. 

Juan Villoro, uno de los novelistas principales de México, entrega un retrato contemporáneo de la Ciudad de México que es diverso y laberíntico como la misma ciudad. En El vértigo horizontal el teje voces, estilos y disciplinas en una exploración personal y expansiva, un paseo a través de la geografía, la historia y la cultura.

Come

La Ciudad de México es una de las grandes practicantes de la comida callejera y los chilangos están obsesionados con su próxima comida. Las crónicas del taco de Netflix te sumerge en la cultura y sensaciones del taco, y los episodios de pastor, guisado y suadero te pone en las calles de la ciudad y los mercados, definitivamente tendrás hambre después. 

Es imposible experimentar desde lejos la experiencia culinaria eléctrica de Contramar, el renombrado restaurante de mariscos de la ciudad, pero su chef, Gabriela Cámara, conjura el espíritu y recetas en su libro My Mexico City Kitchen. Atrévete y haz la receta del pescado a la talla, o deja que ella te enseñe en la serie de MasterClass

World Food: Mexico City de James Oseland documenta los platillos tradicionales de la ciudad desde las calles y las fondas hasta las cocinas caseras. Es un gran diario de viaje que evoca la cultura de la comida con recetas accesibles. 

Ve

Ciudad de México: un tour virtual a través de cine, música, libros, comida y arte - 1280px-Parte_trasera_del_museo-1024x768
Parte trasera del Museo Dolores Olmedo. Foto: Equipo 9mkt/Wikicommons

El fotógrafo Santiago Arau trabaja con drones para capturar la falta de límites de la ciudad, y sus imágenes nocturnas son fascinantes. Este corto usa toda una bolsa de trucos para entrar y salir de las calles mareadoras. 

Muchos hacen su peregrinación hacia la Casa Azul de Frida Kahlo (que puedes visitar virtualmente. Además el músico mexicano de jazz Tino Contreras será transmitido desde la Casa Azul el 10 y 11 de abril. Compra boletos aquí.), pero una mejor opción para realmente ver su arte es aventurarse un poco más lejos al más vacío Museo Dolores Olmedo, hogar de la colección más grande de pinturas de Kahlo y de Diego Rivera. Mientras tanto, hay un tour virtual o una serie de exhibiciones más informativas en línea sobre la vida y obra de Kahlo. 

Sigue al artista y arquitecto Miky Alanis en Instagram, donde él registra muchos estilos de la arquitectura de la ciudad, edificios tanto celebrados como olvidados. Después mira Bandita Chilanga, una colección de imágenes que capturan lo absurdo de la vida en la Ciudad de México, aquellos momentos que solo pasan en el DF que te harán reír, llorar y enfurecerte.