Síguenos

 

Cultura

Los errores en la moneda conmemorativa de ‘La Guerra de los Mundos’, de HG Wells

Lectores de HG Wells dicen que la moneda representa a los famosos trípodes con cuatro patas en lugar de tres, y al hombre invisible con el tipo equivocado de sombrero.

Legado en disputa. La moneda que emitió la Casa de Moneda Real el 4 de enero para celebrar el 75 Aniversario de la muerte del escritor. Foto: The Royal Mint/PA

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Los minuciosos aficionados de HG Wells se preguntan cómo es posible que la Royal Mint (la casa de moneda de Reino Unido) estrenara una moneda para conmemorar al autor de La Guerra de los Mundos con múltiples errores, como ponerle cuatro piernas a sus famosos monstruosos “trípodes”.

La moneda de 2 libras es para conmemorar los 75 años de la muerte de Wells, e incluye imágenes inspiradas en La Guerra de los Mundos y El hombre invisible.

Desafortunadamente, la moneda difiere de la visión de Wells sobre sus criaturas. “Como alguien a quien le gusta particularmente una de sus famosas historias, ¿puedo resaltar que la enorme máquina de guerra en la moneda tiene cuatro patas? Cuatro patas. El hombre es famoso por inventar el TRÍpode marciano”, escribió la artista Holly Humphries. “¿Cuántas personas supervisaron esto? ¿Sabían contar?”

El novelista de ciencia ficción y profesor de literatura del siglo XIX Adam Roberts, quien es autor de una biografía de Wells y vicepresidente de la HG Wells Society, también criticó la representación del hombre invisible, con un sombrero de copa alta; en el libro el personaje llega a Iping con un “sombrero de ala ancha”.

“Es lindo ver que conmemoren a Wells, pero hubiese sido mejor que lo hicieran bien”, dijo Roberts. “Un trípode con cuatro pies es difícil de entender (tri: la clave está en el nombre), y el hombre invisible (distintivamente poco elegante) de Wells, Griffin, jamás usó un sombrero de copa … yo diría que Wells estaría molesto con la falta de atención: él se esforzó demasiado para todo estuviera correcto en los libros, hasta invitó a los traductores de su libro a quedarse con él para ayudar en el proceso y minimizar los errores”.

También lee: La-Lista de los 10 libros más vendidos de Amazon; la mayoría, de autoayuda

Stephen Baxter, vicepresidente de la Wells Society y autor de La masacre de la humanidad, una secuela oficial para La Guerra de los Mundos, dijo pensar que Wells estaría “muy halagado por la moneda, ¡pero enfurecido por ese mal trípode! No sólo por la pata extra, también por la rigidez. En el propio libro critica los ‘tiesos y pretenciosos trípodes’ representados en uno de los primeros ‘panfletos’ de la guerra. De hecho hablaba de las torpes ilustraciones en los periódicos, donde se publicó su obra por primera vez. ‘Eran tan similares a los marcianos que vi como una muñeca es similar a un humano’. ¡Tomen eso!”

Cuando le preguntaron sobre los errores, un portavoz de la Royal Mint dijo, “Creamos una nueva moneda de £2 libras para celebrar la vida y obra de HG Wells. La moneda recrea escenarios de sus trabajos más celebrados como La Guerra de los Mundos y El hombre invisible imaginados por el diseñador Chris Costello”. Costello dijo haberse inspirado en “las antiguas portadas y carteles de HG Wells”.

El error con Wells no es el primero inmortalizado en divisas oficiales. En 2013, el Banco Central de Irlanda se equivocó al citar a James Joyce en una moneda conmemorativa para celebrar al autor. Mientras que Joyce escribió en Ulises: “La ineluctable modalidad de lo visible: por lo menos eso sino es que más, pensado a través de mis ojos. Heme aquí para leer las señales de todas las cosas…”, el Banco Central escribió la última oración así: “Las señales de todas las cosas que vine a leer”. Más tarde el banco aseguró que el propósito de la moneda era “ser una representación artística del autor y el texto, y no una representación literal”.

Más tarde ese año, un nuevo billete de 10 libras tenía una cita de Jane Austen, “¡Declaro que después de todo no hay mayor alegría que leer!” No obstante, la línea la pronuncia Caroline Bingley, a quien el académico John Mullan describe como “una mujer sin el más mínimo interés por los libros”. “Puedes imaginar ser un empleado del Banco de Inglaterra con la tarea de buscar una frase característica de Austen. ¿Tal vez algo sobre la lectura? Una rápida búsqueda de texto en Orgullo y Prejuicio arroja justo aquella”, escribió Mullan en ese momento.

Y hace un año, críticos como Philip Pullman despotricaron contra una moneda de 50 centavos para conmemorar el Brexit, por no utilizar una coma de Oxford. La moneda dice “Paz, prosperidad y amistad con todas las naciones”, y Pullman dijo que “todas las personas letradas deberían boicotearla” por la falta de una coma después de la palabra “prosperidad”.

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Cultura

Las jóvenes usuarias de TikTok comparten su pasión por los libros con millones de personas. Hablan sobre los títulos que aman y le dan...

Cultura

La librería en la Zona Rosa de la CDMX es la más grande de Latinoamérica y ofrece más de 20 mil títulos de voces...

Anónimos Interesantes

Su historia podría ser la de un inmigrante norteamericano más que se instala en México, si no fuera porque atiende una librería en un...

Cultura

Las últimas obras de Emmanuel Carrère, ganador del Princesa de Asturias 2021, han sido "'Yoga' y 'Fuera de juego'.

Publicidad