Eduardo Matos Moctezuma recibe el premio Princesa de Asturias
El arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma recibió el premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales. Foto: EFE/ J.L. Cereijido

El investigador y académico mexicano Eduardo Matos Moctezuma recibió en Gijón el premio Princesa de Asturias a las ciencias sociales, con el cual se reconoce la ardua labor que ha profesado en el estudio de los pueblos originarios.

Durante la ceremonia, encabezada por el rey Felipe II de España, Matos Moctezuma resaltó la importancia del estudio de la historia y detalló cómo esta disciplina tiene un carácter implacable en sus juicios.

“La historia y la arqueología nos llevan frente a las sociedades del pasado y nos muestran que muchas de ellas fueron creadoras de avances importantes y que, en su devenir, surgieron imperios y gobernantes poderosos que en su soberbia creyeron que serían eternos, pero no fue así”, subrayó.

En su discurso, Matos Moctezuma ensalzó los lazos indisolubles existentes entre México y España, tras largas luchas pasadas, cuando en 1521 tuvo lugar “el encuentro de dos maneras de pensar diferentes, de sociedades que tenían su propia visión del universo”.

Tras recordar que en 1821 el México independiente iniciaba su propio camino, destacó que solo 15 años después ambos países entablaron relaciones diplomáticas y “México reconocía a España y España reconocía a México como nación independiente, buen ejemplo para superar pasados agravios”.

En este punto, lamentó que toda guerra conlleva muerte, destrucción, desolación, imposición, injusticia y violencia, algo que ambas naciones han vivido en carne propia y que no debe caer en el olvido.

“Esto no se olvida, pero tampoco podemos anclarnos en el pasado y guardar rencores, sino mirar hacia adelante. En esto México y España deben erigirse hacia un futuro promisorio”, apuntó al respecto el arqueólogo, fundador del Proyecto Templo Mayor, que reveló al mundo el antiguo centro ceremonial que los aztecas edificaron en Tenochtitlan.

Matos Moctezuma señaló que galardones como el Princesa de Asturias no son solo para las personas o instituciones a quienes se les otorga, sino también para aquellos maestros que los formaron y apoyaron en el devenir de su trayectoria, punto en el que ha recordado con cariño a muchos de ellos. 

“Todo reconocimiento conlleva honra, pero también gratitud de quien lo recibe. Estos premios que hoy recibimos en esta Casa de las Musas son un canto a la inteligencia”, señaló el científico de 81 años de edad.

Matos Moctezuma tuvo especial recuerdo para la Universidad Nacional Autónoma de México, que ha sido forjadora de miles y miles hombres y mujeres que a lo largo del tiempo han dado grandeza al país por medio de la ciencia y las humanidades, y también para la Academia Mexicana de la Lengua, instituciones que promovieron su candidatura al galardón. 

Con información de EFE