Ángeles Ortiz: ‘La Leona’ mexicana de los 15 récords mundiales
Ángeles Ortiz, luego de conquistar los Juegos Parapanamericanos de Lima 2019. Foto: Conade

En su foto de WhatsApp, Ángeles Ortiz tiene colgadas en el pecho 6 medallas, la mayoría de oro. Se le nota orgullosa, digna, feliz de ser una atleta paralímpica imponente en el mundo del lanzamiento de bala.

“Cada medalla es la forma de inspirar a alguien para que luche por sus sueños, a que se ponga un objetivo y lo alcance. Una medalla significa ennoblecer al país, llevarlo a lo más alto del podio; es vencer un reto, donde le damos honra y honor a México ante todo el mundo”, describe en entrevista con La-Lista.

Ángeles ha conseguido 15 récords mundiales y es la vigente campeona olímpica de su disciplina. Toda una estrella mexicana a nivel internacional. Su fama en el mundo deportivo ha sido tal que la prensa británica la denominó como La Leona de México por su capacidad para defender sus récords mundiales en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012.

A través del deporte paralímpico renací. Reconstruí mi vida

En la charla con La-Lista, Ángeles reivindica su historia de vida sin victimización, cada palabra en ella demuestra firmeza, pese a haber sufrido un incidente que cambió sus planes: a los 31 años perdió una pierna por una imprudencia vial.

“Un joven alcoholizado me arrolla con un carro a más de 110 kilómetros y me deja prensada entre el auto y la barda. Me cercena la pierna izquierda. Entonces entro al gremio de la discapacidad. Es ahí donde me convierto en una persona que no tiene su pierna, que tiene una necesidad especial motora. Empiezo con una lucha de las barreras de discriminación estructurales, mentales de toda la gente que tiene una cultura de esta etiqueta que nos ponen de personas con discapacidad”, narra.

Su círculo familiar resintió las repercusiones de ese hecho: “Me pegó a mí y a mi hermana le dio una parálisis de la mitad de su cuerpo. Mi padre fue a parar al hospital a que le pusieran un marcapasos, que le cambiaron 3 veces, porque su cuerpo lo rechazaba. A mi abuelita, cuando le dieron la noticia, se murió. Mi mamá estuvo 3 años en terapia psicológica y mi hija estuvo 2 años y medio”.

Gracias a la práctica del deporte que hacía desde antes de perder la pierna, Ángeles desarrolló un cuerpo y una mente fuerte, lo que le ayudó a no dejarse derrotar por esa circunstancia de vida y evitar los ‘dolores fantasma’. Se mantuvo activa, retomó el lanzamiento de bala. Los éxitos siguieron, “porque sería una tontería decir que gracias a que me cortaron la pierna soy lo que soy. Yo era exitosa desde antes”.

“Primero, voy a un regional y oh, sorpresa, lanzo y no sabía lanzar sentada, pero mi brazo recordó lo que era lanzar la bala y el entrenador nacional se quedó sorprendido, porque di muy (una distancia) por encima del promedio. Gané el Nacional en Colima y me dijo (el entrenador) que esperaba en el Centro Paralímpico Mexicano, porque hay juegos Parapanamericanos en 2007 y si logras calificar, puedes ir. Me quedé sorprendida”, recuenta.

“Me fui determinada a que si me iba a integrar al Centro, iba a ser la mejor de México y del mundo. A eso dirigí mis pensamientos. Hacía bala mañana, tarde y noche. Pude ver tantas discapacidades tan severas y nadie se quejaba; entonces dije no vuelvo a llorar por una discapacidad. Califiqué a Río 2007 y no era favorita, pero gané mi primera medalla de oro y el primer récord del mundo. Me valió mi pase a Paralímpicos de Beijing 2008, donde gané mi primera medalla de plata a sólo 2 centímetros del oro. Fue una experiencia extraordinaria. Esto es mi pasión y cuando amas lo que haces, no te cuesta trabajo”, añade.

Vino el gran despunte de su trayectoria. Compitió en las ediciones paralímpicas de Londres 2012 y 2016 para coronarse como la mejor en lanzamiento de bala con la presea dorada y se le otorgó el Premio Nacional del Deporte en 2011.

¿Qué sientes cuando ganas una medalla y ves la bandera en lo alto de las astas?

-Llega mi familia, mis amigos, llegan a mi mente las personas que ya no están y les rindo un homenaje. Van conmigo a las competencias quienes me dejan mensajes bonitos en mis redes sociales. Veo a todas aquellas mujeres a las que les rindo un homenaje. Me imagino un mejor México.

En este año, Ángeles Ortiz piensa revalidar su cartel de favorita en los Juegos Paralímpicos de Tokio y revivir esa sensación de ganar una competencia.

Se prepara para vencer una vez más como La Leona mexicana que es, “porque la pandemia no me detuvo”, y colgarse una medalla de oro más en el pecho en Tokio 2021.