‘La manipulación de partidos de futbol es una realidad muy fuerte’: Ricardo de Buen
Foto: Canva

En el futbol de todo el planeta existe la amenaza de los amaños de partidos, pero ¿qué tan fuerte y peligroso es este lastre para el deporte más popular del mundo? La respuesta resulta preocupante, sobre todo si no existen acciones globales e integrales de combate a este fenómeno.

“La manipulación de partidos, por desgracia, es una realidad y una realidad muy fuerte. Detrás están grandes mafias y es algo que ha generado muchísimo dinero ilegal en el mundo. Entonces, debe ser prioridad y es prioridad en muchas ligas y muchas federaciones, como es el caso de FIFA, combatirla. Sin embargo, esta lucha es dispareja, no sucede en todos los países del mundo de la misma manera”, advierte Ricardo de Buen, abogado en Derecho Deportivo Internacional durante la conferencia La lucha en contra de la manipulación de partidos en el futbol en Latinoamérica, ¿dónde estamos?

También lee: Piden regular publicidad de apuestas en partidos de futbol por fomentar la ludopatía

De acuerdo con la FIFA, el amaño de partidos o matchfixing es una práctica que consiste en influir o alterar de manera ilegítima, directa o indirectamente, por acción u omisión, el curso, el resultado o cualquier otro aspecto de un partido o una competición de fútbol. Es decir, puede ser desde una tarjeta amarilla provocada con intención hasta que el árbitro deje de marcar un penalti, por citar dos ejemplos.

El organismo rector del balompié internacional ha detectado dos motivaciones para que se cometa un arreglo de partido:

  • Deportiva: acción desleal con el fin de conseguir una ventaja en la clasificación
  • Económica: obtener ganancias monetarias, mediante apuestas deportivas

Para salvaguardar la integridad de los partidos del futbol y conservar su carácter de impredecible, Ricardo de Buen llama a que se realicen acciones integrales que incluyan a todas las instancias que puedan tener injerencia en el tema:

  • Tener reglamentos en las federaciones nacionales que prohíban conductas que llevan al amaño de partidos, enfocados a los futbolistas, entrenadores, directivos y equipos con códigos precisos en esa lucha.
  • Educar a los jugadores desde Fuerzas Básicas para que sepan cómo los puede abordar alguna mafia que pueda provocar el amaño de partidos.
  • Legislación en todos los países para establecer en el código penal el delito el amaño de partido para que exista castigo real a quien lo pensó, ya sea amenazando futbolistas u ofreciéndoles dinero.
  • Existencia de empresas que ayuden a monitorear cualquier posibilidad de arreglo de juegos deportivos.
  • Relación entre la liga y la policía colaborar en torno a este fenómeno,

“Si no se dan todos estos pasos, esta lucha, desde mi punto de vista, no es real”, considera el especialista.

En 2018, la empresa Sportradar colocó a la Liga MX en un nivel de riesgo moderado de ser vulnerabilidad de arreglar encuentros por la posibilidad de las casas de apuestas de generar ganancias lucrativas.

Contrario a lo que sucede en España desde 2010, el amaño de partidos no es considerado delito en México.

Liga MX recibe ayuda

Hace unos meses, la Liga MX anunció una alianza con Genius Sports, con el fin de blindarse contra el amaño de partidos. Esta compañía ofrece un monitoreo intensivo de posibles actos de corrupción relacionados con apuestas.

“Hoy, los mercados de apuestas deportivas han venido creciendo en diferentes países. Hay un volumen elevado de apuestas que crece 11.5% por año y eso fue antes de la pandemia. También hay un aumento en visibilidad de casas de apuestas a través de patrocinios”, describe Percy Wiman, jefe de Integridad para Latinoamérica de Genius Sports.

“Entonces, nosotros hacemos un monitoreo de mercados de apuestas que basa en tendencias históricas y tendencia. Alertamos cuando encontramos casos sospechosos”, concluye.