Los 4 mantras toltecas que guían el éxito de Tom Brady
El libro de Los Cuatro Acuerdos ayudó a Brady a manejar el 'Deflate Gate' Foto: EFE

En 2015, Tom Brady se encontraba a la mitad de un escándalo. El Deflate Gate, ese caso en el que se acusaba al quarterback y a su entonces equipo, New England Patriots, de desinflar balones deliberadamente para sacar ventaja sobre sus rivales.

Dimes y diretes, quizá, una mancha a la carrera de uno de los mejores mariscales de campo que ha pisado los emparrilados de la NFL. Pero Brady, quien jugará el Super Bowl LV, obtuvo una escapatoria en forma de letras: leyó Los Cuatro Acuerdos de Don Miguel Ruiz, que se basa en la sabiduría tolteca. Salió adelante y siguió en la élite del deporte de las tackleadas.

El ‘Deflate Gate’ fue uno de los escándalos que vivió Brady en su carrera. Foito: Wiki Commons

En ese fatídico año, el hoy pasador de los Tampa Bay Buccaneers confesó: “Hace unos nueve años leí un libro muy bueno que se llama Los Cuatro Acuerdos, que es una especie de mantra para mi vida. Uno de los mantras del libro es: no te tomes las cosas personalmente”.

También lee: Súper Bowl LV: Tom Brady, una máquina de contratos millonarios ¿cuánto ha ganado?

“Es un Libro muy espiritual. Lo lees y te vas, maldita sea. ¿Sabes cómo puedo ser más honesto, aceptar cosas que no salen según lo planeado? Cuando intentas combatirlo todo, al final del día te das cuenta de que sólo eres responsable de ti mismo “, describió.

Pero ¿Qué dice este libro que ha sido una guía para uno de los mejores atletas que han existido? A continuación, el contenido:

1.- Sé impecable con tus palabras

De acuerdo con Ruiz, “las palabras son la herramienta más poderosa que tienes como ser humano, el instrumento de la magia” y agrega que “según cómo las utilices, las palabras te liberarán o te esclavizarán aún más de lo que imaginas. Toda la magia que posees se basa en tus palabras. Son pura magia, y si las utilizas mal, se convierten en magia negra”.

El escritor agrega que es preferible eliminar las palabras negativas en la mente, aunque sean en contra de un enemigo o adversario, ya que “ser impecable con tus palabras es no utilizarlas contra ti mismo. Si te veo en la calle y te llamo estúpido, puede parecer que utilizo esa palabra contra pero en realidad la utilizo contra mí mismo, porque tú me odiarás por ello y tu odio no será bueno para mí. Por lo tanto, si me enfurezco y con mis palabras te envío todo mi veneno emocional, las estoy utilizando en mi contra”.

2.- No te tomes nada personalmente

Ruiz es claro en este concepto. Si una persona hace caso a algo que se le dice, será perjudicado en su estado de ánimo y tendrá repercusiones negativas en su comprtamiento.

“Te lo tomas personalmente (los dichos) porque estás de acuerdo con cualquier cosa que se diga. Y tan pronto como estás de acuerdo, el veneno te recorre y te encuentras atrapado en el sueño del infierno”, advierte el autor.

Incluso, el autor explica que “no tomar nada personalmente, te ayuda a romper muchos hábitos y costumbres que te mantienen atrapado en el sueño del infierno y te causan un
sufrimiento innecesario.

3.- No hagas suposiciones

Suponer es el acto de considerar como cierto o real algo a partir de los indicios que se tienen. Nada más negativo para el escritor de Los Cuatro Acuerdos, ya que es perjudicial para la estabilidad mental.

“Producimos mucho veneno emocional haciendo suposiciones y tomandolas personalmente, porque, por lo general, empezamos a chismorrear a partir de nuestras suposiciones”, considera Ruiz, quien aconseja:

“La manera de evitar las suposiciones es preguntar. Asegúrate de que las cosas te queden claras. Si no comprendes alguna, ten el valor de preguntar hasta clarificarlo todo lo posible, e incluso entonces, no supongas que lo sabes todo sobre esa situación en particular. Una vez escuches la respuesta, no tendrás que hacer suposiciones porque sabrás la verdad”.

Tom Brady va por el séptimo anillo de Super Bowl de su carrera. Foto: Wiki Commons

4.- Haz siempre lo máximo que puedas

Este acuerdo -según Ruiz- debe ser la consecuencia de los otros tres. El esfuerzo y la entrega no deben se negociables, porque “si haces lo máximo que puedas, vivirás con gran intensidad. Serás productivo, y serás bueno contigo mismo porque te entregarás a tu familia, a tu comunidad, a todo”.

“Independientemente del resultado, sigue haciendo siempre lo máximo que puedas, ni más ni menos. Si intentas esforzarte demasiado para hacer más de lo que puedes, gastarás más
energía de la necesaria, y al final tu rendimiento no será suficiente”, indica el autor que hizo el libro de cabecera de Tom Brady, seis veces ganador del Super Bowl.