La jornada electoral inicia en

El Tri, de fiesta: obtiene el pase a los Juegos Olímpicos de Tokio
Foto: EFE.

Jaime Lozano miró al cielo, apretó los puños y agradeció a la divinidad, mientras su jugadores corrían en la cancha del estadio Jalisco con el éxtasis que les dio el haber conseguido el pase a los Juegos Olímpicos de Tokio, luego de vencer a Canada (2-0).

Misión cumplida para el Jimmy, estratega del combinado preolímpico. Su guía llevará a México a buscar una medalla en la máxima justa deportiva de la humanidad. La alegría de sus pupilos fue contagiosa, porque esos muchachos se entusiasmaron con la idea de escuchar el himno nacional en el verano, tal y como sucedió en Londres 2012.

Uriel Antuna, Alexis Vega, Roberto Alvarado, Carlos Gutiérrez y el resto de los seleccionados Sub-23 elevaron los brazos, sonrieron con la mirada cristalina de la felicidad porque saben que el futuro lucen alentador porque un sueño se puede gestar desde ahora con si ponen la mirada en el podio de vencedores olímpicos. Haber triunfado en las semifinales del clasificatorio les garantizó el derecho a la ilusión.

Sin embargo, el camino fue duro esta noche. Durante el partido, Lozano caminaba nervioso en el área técnica, se sentía tenso. Los fantasmas de un fracaso sonoro se acercaron durante la primera mitad. Ese 0-0 con el que México se fue al descanso ante Canadá sembró dudas acerca de si el Trí sería capaz de llegar a tierras asiáticas para buscar una medalla.

Vino la segunda mitad. México puso más corazón que talento, pese a que dominó los primeros 45 minutos. Su ímpetu fue mayor a lo demostrado por los canadienses, que esperaban cerrar el encuentro, alargarlos y buscar en una jugada o un fatídica tanda de penaltis sorprender a los nacionales.

El alivio vino gracias a un error del portero canadiense, quien entregó mal el balón en la salida. Carlos Rodríguez aprovechó para ceder a Uriel Antuna quien encontró las redes con una definición por abajo al minuto 57′.

A partir de ese momento, todo fueron risas y alegría. El Tri aumentó el marcador al 65′, gracias a un contrarremate de Johan Vásquez en colaboración con la zaga del combinado canadiense.

El tiempo transcurrió y la Selección Mexicana selló su pase a los Juegos Olímpicos de Tokio con el silbatazo final. Jaime Lozano volvió a mirar al cielo y se le llenaron los ojos de felicidad.

Síguenos en

Google News
Flipboard