Ricardo Lagunes y Antonio Díaz, defensores de derechos humanos, están desaparecidos

Ricardo Lagunes y Antonio Díaz, defensores de derechos humanos, desaparecieron el pasado 15 de enero en Tecomán, Colima. De acuerdo con organizaciones sociales, el vehículo en el que ambos activistas viajaban fue encontrado vacío y con impactos de bala muy cerca del Cerro de Ortega, donde realizaban algunas actividades.

Lagunes es abogado y fundador de la organización Asesoría y Defensa Legal del Sureste. Desde esta asociación y otras en las que ha participado ha defendido a comunidades indígenas de empresas privadas que quieren explotar sus tierras en Chiapas, Oaxaca, Yucatán y Campeche. Además ha presentado casos ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Su compañero Díaz es un profesor indígena de la comunidad San Miguel de Aquila, también es opositor al desarrollo de la mina de Aquila en el estado de Michoacán, la cual opera desde 1998.

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) condenó la desaparición de los defensores de derechos humanos e hizo un llamado a las autoridades para agilizar su búsqueda.

“La desaparición de estos dos defensores es un hecho terrible y alarmante. En México defender los derechos humanos es una labor absolutamente primordial, que debe ser protegida. Este crimen no sólo socava los derechos humanos de ambos defensores, sino que busca generar temor en quienes defienden los derechos que reconoce la ley”, señaló mediante un comunicado de prensa Guillermo Fernández-Maldonado, representante de la ONU-DH en México.

La desaparición de Ricardo Lagunes ocurrió a pesar de que formaba parte del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, informó la Red Todos los Derechos para Todos y Todas (Red TDT).

“Su desaparición se da en un contexto en el que distintas personas defensoras del territorio y del medio ambiente han sido víctimas de delitos y amenazas a sus vidas. En los últimos tres años, más de 50 personas han sido asesinadas”, añadió la Red TDT.

Otras asociaciones civiles se han sumado a este reclamo de justicia. El Centro de Derechos Humanos Fray Matías, donde Ricardo colaboró en temas de migración, y Amnistía Internacional son algunas de las organizaciones que han pedido agilizar la búsqueda de ambos activistas.