Análisis coyuntural e indicadores económicos: 10 de octubre 2022

La semana estuvo muy dependiente de apuestas, en determinado momento, los principales bancos centrales, particularmente la Reserva Federal (Fed), podrían moderar el ritmo de subidas de alzas de tasas de interés, después de que la autoridad monetaria de Australia así lo hiciera. Los datos económicos, sobre todo en Estados Unidos, contribuyeron a mover esta especulación. En la medida que estos superaron expectativas, se confirma entre los inversionistas la necesidad de seguir con un endurecimiento estricto.

La cifra relevante fue el informe oficial de empleo estadounidense de septiembre. También fue noticia decisión del gobierno de Reino Unido de dar marcha atrás en su intención de reducir la tasa máxima del impuesto sobre la renta, un elemento clave del mini presupuesto que hizo que los mercados británicos se desplomaran y hubiera un efecto contagio global hace 15 días pasada.

Además, los operadores estuvieron muy atentos a la decisión de la OPEP+ de recortar de forma robusta la producción de crudo, con la intención de apuntalar los precios. Localmente lo más relevante fue la cifra de inflación de septiembre, que mostró ligeras señales de haber alcanzado un pico

Continúa riesgo de recesión

Además de la prolongación de la guerra en Ucrania, la crisis energética en Europa y el entorno de inflacionario, el mayor temor de los inversionistas continúa siendo el riesgo de recesión, alimentado por la postura restrictiva de los bancos centrales, en especial de la Reserva Federal.

Así, el escenario global sigue siendo muy incierto, pero la aversión al riesgo se redujo un poco por los anuncios en Reino Unido de cancelar un recorte de impuestos.

El gobierno británico dio marcha atrás en su intención de eliminar la tasa máxima del impuesto sobre la renta (de 45%), un elemento clave del mini presupuesto que hizo que los mercados británicos se desplomaran y hubiera un efecto contagio global la semana pasada.

Sin embargo, la situación de incertidumbre en dicho país está lejos de resolverse. La agencia Fitch Ratings se convirtió en la calificadora más reciente en reducir la perspectiva crediticia de la deuda soberana, citando el gran estímulo fiscal anunciado sin medidas compensatorias ni una evaluación independiente del impacto en las finanzas públicas. Además, existen fuertes dudas sobre la reacción que habría en los próximos días cuando a finales de esta semana el Banco de Inglaterra concluya su intervención en el mercado de bonos. No se descartan nuevos episodios de fuerte aversión al riesgo global.

Por su parte, por momentos contribuyó al buen ánimo de los inversionistas la posibilidad de que estuviera cerca el plazo en el que los principales bancos centrales moderaran su ritmo de subidas de tasas de interés.

En esta percepción contribuyó la decisión del Banco Central de Australia, al anunciar un incremento de su tasa en una magnitud menor a la que había realizado en reuniones previas.

Con ello, cada cifra económica de Estados Unidos el mercado la utilizaba para interpretar si se acercaba el momento en el que las autoridades monetarias podrían estar a punto moderar sus endurecimientos monetarios o si tenían margen de endurecer aún más el tono restrictivo.

Mercado laboral de Estados Unidos se mantiene fuerte

La mayoría de los indicadores superaron las expectativas, sobre todo el de empleo. El mercado laboral estadounidense se mantiene fuerte. Aunque la creación de empleos se moderó en septiembre, superó expectativas. Además, la tasa de desempleo bajó y los salarios crecen a ritmos de 5.0%.

La buena marcha del mercado laboral tira por tierra los argumentos de que la economía estadounidense se estaba enfriando y que la Reserva Federal frenaría la subida de tasas. Esto es, la autoridad estadounidense tendría que continuar con el endurecimiento monetario.

Además, los operadores estuvieron al pendiente de las declaraciones de varios presidentes regionales de la Fed y estos mensajes fueron muy claros y contundentes en la necesidad de no pensar en pausas y subir la tasa el tiempo que sea necesario para controlar la inflación.

Los principales productores de petróleo (OPEP+) acordaran reducir la producción de crudo en 2 millones de barriles diarios, el mayor recorte desde el estallido de la pandemia de Covid-19 en 2020. La decisión alimenta las dudas de que podría traducirse en nuevas y renovadas presiones inflacionarias en el mundo. Sin embargo, es muy probable que la reducción real no termine siendo de esta magnitud, ya que la mayoría de los países integrantes del cartel ya presentaban dificultades para alcanzar sus cuotas previas de producción.

Por momentos también generó nerviosismo el asunto de dificultad financiera del banco suizo Credit Suisse. Un indicador del riesgo crediticio alcanzó un récord, mientras que el precio de sus acciones tocó un nuevo mínimo, reflejando la preocupación de los inversionistas por la salud del banco y después de que fracasaran los intentos de tranquilizar a los mercados sobre su estabilidad financiera. Se estima que la empresa podría necesitar recaudar unos 4,000 millones de euros para financiar la reestructuración y las medidas que adopte para recuperar el crecimiento.

Inflación en México manda señales de moderación

En México, lo más relevante fue la inflación de septiembre. En términos anuales la inflación parece dar señales de moderación y de haber alcanzado un pico al ubicarse en 8.70%, nivel similar al de agosto pasado. Donde no hay muestras de mesura es en el rubro subyacente, que, si bien aumentó menos de lo pronosticado, la tasa anual sigue subiendo. Las cifras siguen estando altas por lo que será necesario continuar con el endurecimiento de la política monetaria.

El peso mexicano estuvo con altibajos, pero en un rango acotado y con tendencia final de apreciación, en espera ahora de la gran cita de la semana que es la inflación estadounidense. Este indicador definirá en gran medida el comportamiento de la moneda en lo que resta del mes.

Principales referencias económicas y eventos de la semana

Las principales referencias económicas financieras serán la inflación en Estados Unidos, minutas de la última reunión de la Reserva Federal, inicio de temporada de reportes corporativos de ese país..

Adicionalmente, en Estados Unidos se publicará de agosto: producción industrial; de septiembre: precios al productor y ventas al menudeo; así como el cambio en inventarios de petróleo y solicitudes iniciales de subsidio por desempleo.

En Europa se dará a conocer la producción industrial de agosto. De China, Exportaciones de septiembre.

En México, se publicarán las minutas de la última reunión de política monetaria del Banco de México (Banxico); dato de producción industrial de agosto.

Expectativa para el Tipo de cambio

La inflación en Estados Unidos eclipsará la atención de los operadores, aunque se le dará seguimiento puntual también a información como el dato de las ventas al menudeo, los indicadores del sentimiento del consumidor y las actas de la última reunión de la Reserva Federal Las señales de que la inflación por fin está empezando a bajar de los máximos de varias décadas serían bien recibidas por los inversionistas y aumentarán apuestas de moderaciones en el ritmo de alzas de tasas por parte de la Fed y viceversa, otra cifra sólida reforzaría los argumentos a favor de un endurecimiento aún mayor.

En China, hacia finales de la semana dentro del marco de la reunión del Partido Comunista Chino, el presidente chino, Xi Jinping, será designado para un tercer mandato de cinco años como líder supremo. Pero los días previos al congreso del Partido Comunista, se analizarán algunas de las políticas recientes que han sido perjudiciales para la economía china y los mercados locales. Por su parte, las compras de bonos de emergencia del Banco de Inglaterra expiran el 14 de octubre. Esto podría revelar hasta qué punto se han tranquilizado los nervios del mercado. Además, se realizan las reuniones de otoño del Fondo Monetario Internacional (FMI) y Banco Mundial en Washington, donde darán a conocer sus últimos pronósticos económicos.

Por último, inicia la temporada de reportes corporativos en Estados Unidos correspondiente al tercer trimestre del año, con los grandes grupos financieros dando el banderazo inicial. Dado lo anterior, durante la semana la moneda mexicana podría fluctuar entre los 19.80 y 20.40 spot.

Expectativa para las Tasas de interés

En el mercado primario, la tasa de Cetes a 28 días podría registrar un aumento; por su parte, el rendimiento para los bonos de 10 años en el mercado secundario, podría moverse entre 9.60% – 9.80%.

Analista responsable

Jorge Gordillo Arias

Puedes ver el reporte completo aquí.

Análisis coyuntural e indicadores económicos: 10 de octubre 2022 - qatar-2022