La inflación en Estados Unidos se modera: Indicadores económicos 14 de noviembre

La inflación parece dar signos de relajación en Estados Unidos, por lo que estas cifras han provocado euforia en los activos de mayor riesgo, ya que el mercado descuenta que la Reserva Federal (Fed) tendrá que ser menos agresiva con su política monetaria. Por su parte, a falta aún de los resultados definitivos (que podrían tardar semanas, con posible segunda vuelta en Georgia el 6-diciembre), el partido Republicano recuperaría la mayoría en la Cámara de Representantes, mientras la carrera por el Senado se decidiría hasta diciembre. En China, el gobierno anuncia cierta relajación sobre su actual política de Covid cero, a pesar de los crecientes repuntes de contagios en la Ciudad de Guangzhou. En México, lo más relevante fue la decisión de política monetaria de Banxico, con un incremento de 75 puntos base.

La inflación en Estados Unidos se moderó más de lo esperado durante octubre. En términos anuales, el índice general acumula cuatro meses retrocediendo y ya se ubica en su menor nivel desde enero pasado, justo antes de la guerra en Ucrania. Por su parte, el rubro subyacente también bajó más de lo pronosticado y los mayores incrementos se están dando en rubros (vivienda y servicios médicos) donde podrían registrar disminuciones en el corto plazo.

La reacción del mercado al reporte fue muy positiva, en especial para los activos de mayor riesgo. Los inversionistas consideran que la Fed tendría argumentos para llevar a cabo incrementos en la tasa de fondeo en magnitudes menores a las realizadas en los últimos meses.

No obstante, también hay que destacar que el dato de octubre no será concluyente para la autoridad estadounidense, ya que el banco central prestará también mucha atención al dato de noviembre, que se publicará antes de su reunión y que podría ser aún más determinante para su decisión del 14 de diciembre. Por lo pronto, el mercado contempla un movimiento de 50 puntos base en ese encuentro.

Así, crecen las especulaciones entre operadores de que octubre pudo haber sido el mes en el que la inflación subyacente dejaría la senda alcista y comience a remitir. Esto es, que marque el inicio de una tendencia a la baja en términos anuales, que podría convencer a la Fed de detener su ciclo de endurecimiento monetario a principios del próximo año.

Por otro lado, está pesando un poco en el ánimo de los operadores la crisis en el mercado de criptomonedas por la posible quiebra de la plataforma de criptoactivos FTX después de que Binance haya renunciado a comprarla. Así, por momentos, el bitcoin se desplomó 15% y cotizó por debajo de los 16,000 dólares por primera vez en dos años. Lo anterior afecta de forma parcial pero negativa el precio de otros activos de riesgo, ya que hay operadores que mantienen inversiones en criptomonedas, renta variable y mercados cambiarios, y que se pueden ver forzados a deshacer posiciones en alguno de estos mercados para hacer frente a las “llamadas de margen” de sus posiciones en criptodivisas.

Por otro lado, sobre las elecciones intermedias en Estados Unidos, los republicanos van camino de controlar la Cámara de Representantes, aunque sus resultados han sido peores de lo esperado, sobre todo de los candidatos apoyados por Donald Trump. Los republicanos necesitan 218 escaños y hasta el momento han conseguido 207, mientras los demócratas llevan 184 escaños. La lucha por el control del Senado se redujo a tres carreras en Georgia, Arizona y Nevada, y cada partido necesita ganar dos de esos Estados para asegurar la mayoría. Con el conteo más reciente de votos, los republicanos actualmente tienen 49 escaños y los demócratas 48. Para esta cámara, los resultados probablemente demorarán varias semanas más ya que en Georgia se requerirá una segunda vuelta que celebrará el 6 de diciembre. Con ello, parece más probable un Congreso dividido que una victoria republicana. Ambos escenarios se consideran favorables al mercado, ya que reducen el alcance de la política fiscal del presidente Biden.

La sorpresa radica en que los demócratas han resistido mejor de lo que se esperaba. Y aunque aún quedan votos por contar, la “ola roja” que había pronosticado Donald Trump no se materializó.

De hecho, a pesar de la probable pérdida del control de la Cámara de Representantes podría ser la mejor elección intermedia en las últimas décadas para un presidente después de haber sido electo, con excepción de la de 2002 en la que Bush obtuvo gran apoyo en respuesta a los ataques terroristas del 9/11.

En China, las autoridades han anunciado una serie de medidas para flexibilizar su política Covid cero. En particular, el gobierno ha tomado la decisión de eliminar las restricciones de vuelo por el Covid, así como de reducir los requisitos de cuarentena para los viajeros entrantes, con otros ajustes con respecto a los períodos de contacto estrecho para aquellos que han estado en contacto con casos confirmados. Se trata de algo positivo, aunque todavía insuficiente para considerar que la política de Covid cero ya no tendría impacto negativo en la economía china y global. Estas nuevas medidas llegan precisamente cuando el número de infecciones por coronavirus en el país asiático se ha disparado. En los últimos días se ha alcanzado, de hecho, la cifra más alta en medio año.

En México, en línea con lo esperado, Banxico subió en 75 puntos base su tasa de fondeo para dejarla en 10.0%. A diferencia de las reuniones previas, la decisión no fue unánime, con un integrante de la junta de gobierno votando por un alza de solo 50pbs (Gerardo Esquivel). No hubo grandes cambios al tono del comunicado de prensa respecto a previas decisiones, en particular sobre el forward guidance.

El peso mexicano tuvo una semana muy positiva, apreciándose a su mejor nivel desde febrero de 2020. La cotización cambiaria sigue muy dependiente de todo lo relacionado a los futuros pasos de la Fed. En el muy corto plazo, no se descarta que la racha positiva de la moneda continúe y se acerque a 19.10 spot.

Principales referencias económicas y eventos de la semana

Los mercados financieros seguirán moviéndose al ritmo de las apuestas sobre los futuros pasos de los bancos centrales, en particular de la Fed.

Adicionalmente, en Estados Unidos se publicará de octubre: precios al productor, ventas al menudeo, producción industrial, inicios de construcción de casas, permisos de construcción, ventas de casas usadas e indicador adelantado; de noviembre: índice manufacturero de Nueva York (Empire); así como el cambio en inventarios de petróleo y solicitudes iniciales de subsidio por desempleo.

En Europa, habrá dato del PIB del tercer trimestre; producción industrial de septiembre e inflación de octubre. En Alemania, confianza del inversionista del grupo ZEW (percepción económica y situación actual) de noviembre. En China, producción industrial de octubre y en Japón, PIB del tercer trimestre, producción industrial de septiembre e inflación de octubre.

En México, será una semana de escasa referencias económicas.

Expectativa para el Tipo de cambio

Las principales referencias para el peso mexicano serán: presentación del plan fiscal del Reino Unido; el caos en el mundo de los cripto activos; datos económicos en Estados Unidos y China (ventas al menudeo y producción industrial) que permitirán evaluar la salud de la economía y futuros pasos de la Fed; especulaciones sobre la política de Covid cero en China; posibles anuncios sobre el conflicto en Ucrania en la reunión del G20. Dado lo anterior, durante la semana la moneda mexicana podría fluctuar entre los 19.20 y 19.85 spot.

Expectativa para las Tasas de interés

En el mercado primario, la tasa de Cetes a 28 días podría registrar un retroceso; por su parte, el rendimiento para los bonos de 10 años en el mercado secundario, podría moverse entre 9.00% – 9.50%.

Analista responsable:

Jorge Gordillo Arias

La inflación en Estados Unidos se modera: Indicadores económicos 14 de noviembre - qatar-2022-6dic-hd