Banxico mejora pronóstico de crecimiento en México (Indicadores Económicos Semanales)

Semana de altibajos para los mercados financieros globales, por un lado, beneficiados por el discurso del presidente de la Reserva Federal (Fed) sobre una política monetaria menos hawkish, así como el anuncio del levantamiento de algunas medidas de restricción a la movilidad en China como parte de su intención de ir quitando de forma gradual la política de Covid cero.

Por otro, los inversionistas esperaban una desaceleración en el mercado laboral estadounidense debido al endurecimiento monetario para enfriar la economía y controlar la inflación, pero esa desaceleración no se ha producido. También fue noticia las señales de moderación en los niveles de inflación, tanto en Estados Unidos con el indicador de índice de precios (PCE), así como en la Eurozona con el primer retroceso anual en 17 meses. Localmente, destaca el hecho de que Banxico mejoró sus pronósticos de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para 2022 y 2023.

La Fed va a moderar las tasas de interés

En una intervención en el Brookings Institution, Jerome Powell, presidente de la Fed, comentó que el momento de moderar las subidas de tasas puede llegar tan pronto como en diciembre, al tiempo que insistió en que los costos de los préstamos seguirán subiendo, y se mantendrán altos durante algún tiempo hasta que la Fed esté segura de que la batalla contra la inflación está ganada.

En resumen, Powell advirtió a los inversionistas que la tasa de interés terminal de la Fed será más alta, y se mantendrá así durante más tiempo. Nada nuevo respecto a lo comentado en sus últimas intervenciones, pero los operadores reaccionaron muy favorablemente, teniendo en cuenta además que se temía que ofreciera un discurso agresivo.

Con ello, los mercados financieros globales se recuperaron significativamente ante las perspectivas de un ritmo más lento de subidas y la posibilidad de que esté cerca el final de los aumentos de tasas por parte de la Fed.

Tras sus palabras, el mercado descuenta ya una subida de 50 puntos base por parte de la Fed en su reunión de diciembre y anticipa que los intereses no subirán más allá del 5% en este ciclo de endurecimiento monetario.

Algunos datos económicos comienzan a darle un poco de razón a esta especulación del mercado. El PCE, la medida de inflación preferida del banco central estadounidense para determinar la evolución de los precios dio señales de remisión en octubre. La política monetaria pareciera estar teniendo algo de impacto en la inflación y en enfriar un poco la economía. 

Sin embargo, el muy positivo informe de empleo estadounidense de noviembre, tanto por el rubro de generación de trabajos como de salarios, generó dudas de que se estuviera presentando un enfriamiento en la economía y control de la inflación. Estas cifras enturbian el panorama de una posible desaceleración en las alzas de tasas de interés y provocaron toma de utilidades en la mayoría de los activos riesgosos.

China baja sus medidas restrictivas hacia el Covid 19

Por otro lado, China está comenzando a trazar un camino para sumarse al resto del mundo en la convivencia con el Covid-19. Tres años después de que aparecieran los primeros casos de Covid en China, la situación que vive el país no ha cambiado mucho. El número de nuevos positivos revalida récords y el partido comunista sigue implantando las mismas medidas: restricciones y más confinamientos. Las limitaciones a la movilidad llegan en un momento especialmente delicado para la economía, lo que ha desencadenado una serie de protestas sociales en las principales ciudades del país asiático.

Para abordar esta nueva realidad, el gobierno confirmó que existen avances significativos en el proceso de vacunación de los adultos mayores de 80 años, y que pretende acelerar el proceso en dicho grupo vulnerable. Los operadores han interpretado estos anuncios como que esfuerzos de vacunación más fuertes podrían indicar un movimiento hacia una reapertura más temprana. Incluso, destacan algunos ajustes como el hecho de que Pekín permitirá que algunas personas infectadas por el virus se aíslen en casa, evitando a ir a los controversiales campos de cuarentena, un cambio significativo que refleja la presión a la que están sometidos los funcionarios por un brote récord y la oposición publica creciente a la política de Covid cero.

Por su parte, en Europa, se ha conocido que la inflación de la región frenó por primera vez en 17 meses al moderarse al 10% en noviembre. Implica una bajada de seis décimas respecto del récord histórico registrado en octubre. Representa el primer signo de moderación en la escalada de los precios iniciada en el verano de 2021, mostrando así al Banco Central Europeo (BCE) algunas señales del efecto del cambio de su política monetaria.

Banxico prevé avance del 1.8% al PIB nacional

En México, en su informe trimestral de inflación Banxico revisó al alza el pronóstico de crecimiento para la economía nacional, ya que ahora prevé que avance 3.0% en 2022, desde el 2.2% previo. El ‘optimismo’ del banco central también se trasladó a 2023, año para el que espera un avance del PIB de 1.8%, desde el 1.6% anterior.

El peso mexicano tuvo una semana positiva, por momentos en su mejor nivel desde marzo de 2020, cerca del psicológico de los 19.00 spot. La atención está puesta en la cifra de inflación estadounidense de noviembre, que, de seguir moderando sus niveles a tasa anual, ayudaría a que la moneda mexicana consolide sus recientes ganancias.

 Principales referencias económicas y eventos de la semana

Semana de transición para los mercados financieros en espera de referencias relevantes y con la especulación sobre los futuros pasos de la Fed.

Adicionalmente, en Estados Unidos se publicará de octubre: pedidos de fábrica y balanza comercial; de noviembre: ISM de servicios y precios al productor y; de diciembre: sentimiento del consumidor de la Universidad de Michigan; así como el cambio en inventarios de petróleo y solicitudes iniciales de subsidio por desempleo.

En Europa, habrá dato final del PIB del tercer trimestre y PMI de servicios y compuesto de noviembre. En Alemania, producción industrial de octubre. En China, exportaciones de noviembre. En Japón, PIB del tercer trimestre.

En México, conoceremos inversión fija bruta de septiembre y de noviembre: índice de confianza del consumidor e inflación. 

Expectativa para el Tipo de cambio

El mercado cambiario seguirá definido por la resaca del reporte del mercado laboral estadounidense, las últimas declaraciones de Powell y la especulación en torno a que la inflación en el país norteamericano pudo ya haber alcanzado un techo. Por su parte, datos económicos como el ISM de servicios serviría para evaluar la actual resiliencia de la economía de Estados Unidos. Además, en el mercado de materias primas continuará haciendo eco la última decisión de la OPEP+. También China concentrará la atención de los operadores ante los constantes récords de contagios diarios, protestas sociales y las acciones implementadas por el gobierno para hacer frente a dichas situaciones. Dado lo anterior, durante la semana la moneda mexicana podría fluctuar entre los 19.10 y 19.70 spot.

Expectativa para las Tasas de interés

En el mercado primario, la tasa de Cetes a 28 días podría registrar un retroceso; por su parte, el rendimiento para los bonos de 10 años en el mercado secundario, podría moverse entre 8.85% – 9.20%.

Analista responsable:

Jorge Gordillo Arias