Programa UNAM documenta coacción del voto, despensas e intimidación en elecciones

Casos de coacción del voto, reparto de despensas, así como de intimidación en la jornada electoral del pasado 5 de junio, en los seis estados donde hubo elecciones, fueron documentados por el Programa Universitario de Estudios sobre Democracia Justicia y Sociedad (PUEDJS-UNAM).

A través de su sitio web, y en paralelo a las denuncias que recibió la Fiscalía Especializada en materia de delitos Electorales, se brindó asesoría jurídica gratuita a los ciudadanos, quienes pudieron denunciar posibles delitos e irregularidades electorales.

En total, recopiló 88 denuncias provenientes de los seis estados donde hubo elecciones.

Los reportes apuntan que diversas estructuras de poder actuaron contra la ciudadanía para coaccionar o amenazar con impedir su voto libre y secreto, siendo los partidos políticos uno de los actores más señalados.

El PAN obtuvo la mayoría de denuncias, con 73, seguido de Morena con 11, el PRI con tres y el PVEM con una denuncia.

Desde Aguascalientes se reportaron 14 posibles delitos; en Quintana Roo siete; pero fue Tamaulipas donde hubo la mayoría de reportes con 34.

De Durango se recibieron 15 denuncias; de Hidalgo ocho; y de Oaxaca nueve.

Gran parte de las denuncias testificaron sobre la intención de compra y coacción del voto, así como amenazas a la integridad física, siendo el primero el delito más recurrente durante la jornada en todos los estados.

En el caso de Aguascalientes por ejemplo, se denunció el excesivo gasto de campaña, la entrega de despensas, las amenazas a funcionarios públicos e intimidación a periodistas.

Een Tamaulipas se reportaron denuncias de intimidación policíaca y compra de votos.

Desde Oaxaca se denunció que no se instalaron todas las casillas además del cierre y quema de algunas de estas. En este estado se reportó el mayor abstencionismo de las seis elecciones, pues éste superó el 60%.

En Durango se denunció venta de despensas, la promoción de partidos en plena en veda electoral y las amenazas a militantes de Morena.

Mientras que en Hidalgo hubo también reportes de intimidación a diversos simpatizantes.

Por último, en Quintana Roo, se denunció la recolección de credenciales para votar. Aunque no se sabe si es el mismo caso, el domingo en ese estado fueron detenidas dos personas en posesión de 100 mil pesos, además de varias credenciales de elector.

Ante ello, el Programa Universitario de Estudios sobre Democracia Justicia y Sociedad concluyó que “aunque actores políticos y medios insisten en mostrar que la jornada fue pacífica y participativa, estos datos nos muestran que en realidad siguen presentes prácticas antidemocráticas que afectan el desarrollo libre y auténtico de los procesos electorales. A diferencia de lo que señalan ciertos actores acerca de que los eventos fueron focalizados en algunos estados, vemos que las prácticas antidemocráticas son generalizadas y las emplean todos los partidos”.

El pasado 5 de junio, la Fiscalía Especializada en materia de delitos Electorales reportó que recibió un total de 30 denuncias por la posible comisión de delitos electorales federales, las cuales se desahogarán en las siguientes semanas: