Blindness, la experiencia teatral para disfrutar ‘la ceguera’
Foto: Twitter Luis Gerardo Méndez

Las luces se apagan, mientras la voz de Marina de Tavira mantiene el relato. Oscuridad total, pérdida de la visión absoluta, los sentidos se ponen en alerta y la mente se instala en el manicomio abandonado que creó José Saramago como parte de su obra Ensayo sobre la Ceguera. Tensión y drama acompañan el viaje.

El espectador se sumerge en la historia. Siente los pasos y los sonidos, al momento en el que el escenario sombrío y desesperante se dibuja en la imaginación. No se ve nada, todo es negro como si la epidemia de ceguera que se cuenta hubiera llegado a cada una de las sillas en las que se encuentran los asistentes. De pronto, destellos de luz esperanzadores, pero vuelve el apagón y todos, de nueva cuenta, ciegos.

También lee: ¿Cuánto cuestan los boletos para ver Blindness en el Teatro Insurgentes?

Así es Blindness, una experiencia inmersiva que cuenta con un manejo magistral de sonidos e iluminación que se compaginan a la perfección con el relato. El público siente como si la actriz estuviera a un lado contando lo que está pasando entre los personajes de la historia, la cual es una metáfora de este tiempo de confinamiento.

Esta obra sin actores en un escenario representa una reinvención en el teatro en esta época de pandemia de Covid-19. Con aforos limitados, la sana distancia obligada y la sanitización, Blindness logra una vivencia del escenario real y sensitiva entre los asistentes, gracias al cuidado de los aspectos técnicos como los audífonos binaurales y la claridad en la voz de Marina de Tavira, quien tiene un manejo adecuado de las emociones plasmadas en el guión.

El emblemático texto de Saramago es adaptado a la esfera teatral con mucha destreza, ya que la audiencia sigue el hilo de la novela sin perder detalle alguno. Tiene coherencia y continuidad, lo que implica que quien quiera acudir no necesariamente debe leer Ensayo sobre la Ceguera.

El Teatro Insurgentes cuida todos los detalles pertinentes para que el público se sienta en un ambiente seguro. Desde la entrada, se toma la temperatura y se ofrece gel para las manos. El personal vigila que en todo momento, incluso durante el desarrollo de la obra, que todos los presentes tengan puesto el cubrebocas, además de que cada par de asientos se ubica a 1.5 metros de separación.

Incluso, la producción advierte que la función está monitoreada con cámara infrarroja por si alguien requiere algún tipo de apoyo o desea abandonar la obra porque existen prolongados momentos de obscuridad.

Blindness fue producida originalmente por el prestigiado teatro Donmar Warehouse de Londres y fue presentada en el Koninklijk Theater Carré de Amsterdam y en Nueva York, Washington D.C, y Toronto antes de llegar la Ciudad de México.

Blindness, Teatro Insurgentes

  • Actriz voz en off: Marina de Tavira (Nominada al Óscar por Roma en 2019)
  • Dirección: Mauricio García Lozano
  • Producción: Tina Galindo y Claudio Carrera en sociedad con Diego Luna y Luis Gerardo Méndez.
  • Capacidad para 100 personas
  • Tiempo de duración: 1 horas 15 minutos
  • Temporada: 12 semanas

Protocolo sanitario

  • Se toma la temperatura al personal y al público a su llegada.
  • El uso de cubrebocas es obligatorio durante toda la función.
  • El teatro es desinfectado entre funciones con todos los protocolos, tanto el área de asientos y áreas comunes, como los audífonos utilizados por el público en cada función.
  • Los boletos son vendidos principalmente en línea y se venden en parejas, permitiendo que dos personas de su mismo “círculo social” se sienten juntas.
  • Cada isla de dos butacas estará a 1.5 metros de distancia de otros asistentes.
  • La tecnología mejorada de ventilación del Teatro Insurgentes trae más aire fresco del exterior y se desinfecta el aire circulando.