Creadores de ‘Britney vs Spears’ se defienden de críticas
La cantante Britney Spears durante años fue considerada la princesa del pop. Foto: Facebook / Britney Spears

La cineasta Erin Lee Carr, así como la productora Sarah Gibson, fueron criticadas por algunas personas, quienes las señalaron de haber lucrado con la historia de Britney Spears para el documental Britney vs Spears; sin embargo la directora afirmó que se trató de un caso que estudió por más de dos años y medio.

“Cada película que hacemos vive en nosotros y nuestro activismo y nos impulsa a seguir luchando e iluminando historias de matones que mantienen a raya a las personas vulnerables. Aquí luchamos contra el patriarcado y el patriarcado está vivo“, afirmó la productora a The Hollywood Reporter.

Gibson celebró el éxito que tuvo la batalla legal que terminó con la tutela del papá de la Princesa del Pop; sin embargo lamentó que durante mucho tiempo la cantante tuvo un abogado que no la escuchó ni ayudó.

Erin Lee Carr aseguró que Britney vs Spears se trató de pedir ayuda e insistir en la importancia de que se mirara el caso de la cantante de Toxic y Oops! I did it again.

La productora ahondó en la situación que vivía la principal exponente del pop juvenil de los 90, así como el control que ejercieron hacia ella para ver incluso a sus hijos. “Al final, el movimiento #FreeBritney tuvo un papel tan importante que al no retroceder, fueron criticados constantemente”.

Por la forma en que inicia la película, en la que Erin Lee Carr confiesa su admiración por Britney Spears, ella dijo que se trató de algo consciente y de un amor genuino por la cantante.

YouTube video

Añadió que el hecho de que haya personas que consideren que la estrella del pop no puede manejarse por sí misma es un acto de misoginia, pues además siempre habrá personas que la ayudarán a continuar, como es el caso de su pareja Sam Asghari.

Britney vs Spears es un documental lanzado en Netflix que gira en torno a la cantante y el problema de la tutela que enfrentó. Sin embargo, previo a él salieron otros trabajos, principalmente el de Framing Britney Spears, así como Controlling Britney Spears, ambos realizados por The New York Times.

Fue el 29 de septiembre cuando se llevó a cabo la audiencia para determinar si Britney Spears seguía bajo la tutela de su padre, la cual se extendió durante 13 años. La jueza determinó suspender el poder que James ejercía sobre su hija.