‘La herida por la violencia sigue abierta’: Marilyn Uribe, actriz de <i>Narcos: México</i>
Marilyn Uribe interpreta a Alicia María Arellano Félix en la serie "Narcos: México". Foto: Cortesía

Marilyn Uribe es firme con su respuesta: ella no apoya el narcotráfico ni se siente orgullosa de él. Pero reconoce el mérito de Narcos: México, que es narrar, a través de investigación documental y periodística, cómo ocurrieron los hechos en su ciudad natal en una época clave en la historia del narco reciente en México.

La actriz nacida en Tijuana interpreta a Alicia María Arellano Félix en esta producción de Netflix. Su sueño no era precisamente estar en esta serie, pero sí trabajar con la plataforma de streaming que ganó un importante espacio desde el lanzamiento de Narcos, sobre los hechos ocurridos en Colombia.

“Con la primera parte y el nivel de producción, me emocioné y en algún punto dije, ‘Van a contar algo de mi ciudad, Tijuana, a partir de ahí hice la prueba”, comentó a La-Lista Marilyn Uribe.

Contar un momento crucial en la vida de Tijuana lo calificó como un hecho de responsabilidad social. “Siento que Narcos: México es un proyecto que busca reflejar cómo es el narcotráfico en México”, dijo.

La actriz comentó que no buscan engrandecer el narcotráfico sino contar los sucesos, por lo que detrás de cámaras el equipo de producción se dio a la tarea de hacer un trabajo de investigación que implicó desde ir al FBI hasta entrevistar a periodistas de la época, para lograr que el narrador lleve a la audiencia por los momentos de violencia claves.

Marilyn Uribe reconoció la importancia que se le da al semanario Zeta en esta serie, pues Jesús Blancornelas fue un periodista que se atrevió y dio a la tarea de saber lo que ocurría con el narcotráfico en Tijuana y que dejó una escuela para seguir haciendo la labor informativa.

“Por ejemplo, yo que soy egresada de la Facultad de Humanidades en Comunicación tuve muchos maestros que pasaron por el semanario Zeta y estuvieron cubriendo eventos como enfrentamientos o que les tocaba ir a buscar la nota roja”, recordó.

“Hay muchísima participación de esta parte periodística que hace la historia más rica, además que permite conocer todo lo referente a la familia Arellano Félix, cómo va a acabar y quién queda al mando” de los negocios del narcotráfico en México.

Cuando le dieron el papel, una de las situaciones contra las que se enfrentó fue la poca información sobre Alicia María Félix Arellano, pues gran parte de la información se centra en la familia.

“Fue difícil y más como tijuanense por la reacción que recibí de los propios tijuanenses. Me decían que si me sentía orgullosa o apoyaba la narcocultura y creo que fue porque sigue existiendo la herida de la violencia, que seguramente muchas familias resultaron afectadas por el narco”, comentó.

En este momento considera que es crucial cambiar la perspectiva que se tiene de Tijuana, ya que más allá de la delincuencia organizada es una ciudad versátil que busca el sueño americano, además de que en todas las partes del país se están dando escenas de violencia.

“Desde hace muchos años, el norte del país ha sido un punto referente sobre el narco por la frontera, pero creo que está en todo el país. Evidentemente hay ciudades con mayor flujo de turistas donde probablemente no se va a hablar mucho de este tema, pero creo que en ninguna ciudad está exenta de esto”, dijo Marilyn Uribe.

La actriz de Narcos: México dice que el estigma en torno a la violencia en el norte del país tardará en erradicarse, pero también tardará en sanar la herida social que dejaron los cárteles, como los crímenes contra las desaparecidas de Juárez y los feminicidios.

“A veces no volteamos a ver que la problemática está en todo el país”, dijo la actriz que tiene la intención de participar en una nueva producción que cuente algo sobre México.