‘Las mujeres no queremos ser santitas, queremos ser libres’: Rosa Montero
Foto: Cortesía Procolombia

Cuando Rosa Montero escribe acerca de la vida mujeres, tiene la convicción de no crear retratos perfectos, porque “no hago textos hagiográficos”, sino honestos, tal y como son. La razón, la tiene clara.

“Las mujeres no queremos ser santitas, no queremos ser buenas, queremos ser libres, queremos las mismas posibilidad de vencer que tienen los hombres. Si somos una galería, somos una galería inacabada”, afirma la escritora española en una charla en el Hay Festival de Cartagena de Indias.

El feminismo, la lucha de la mujer por conquistar derechos no le es ajena a Montero. Si bien, cree que aún falta mucho para obtener la equidad, “creo que en 5 generaciones hemos ganado algo que era milenario. Nos permitieron estudiar hasta el siglo XX y poder votar hasta a mediados de ese siglo”.

“Hemos mejorado (en equidad de género), pero no del todo. Sigue habiendo sexismo. El sexismo y el machismo es una ideología en la que nos educan a todos. Las mujeres también tenemos ese prejuicio increíblemente metido en lo más profundo de nuestra cabeza y hay que luchar contra ese juicio para exigir nuestro lugar en el mundo”, remata.

Rosa Montero ha escrito novelas como La loca de la casa, Historia del Rey Transparente, Instrucciones para salvar el mundo y recientemente La buena suerte. En 2017, recibió el Premio Nacional de las Letras Españolas y, en 2019, obtuvo Premio Ciudad de Alcalá de las Artes y las Letras.

El sello característico en las obras de esta autora es la liberación femenina y sobre mujeres que son conscientes de su propio potencial.

Ante un escenario de pandemia, la escritora ibérica cree el mundo de la literatura ha resurgido y cada vez hay más plataformas y soportes para conocer una buena historia a través de las letras o la narración oral.

“El mundo de los escritores es un mundo modesto, salvo excepciones, millonario no te vas a hacer. Muchas veces la pasas muy mal. La tecnología nos ha abierto a todos los escritores del mundo la autoedición, la posibilidad de hacer blogs, hacer promoción de tus libros a través de internet. Antes, si estabas en el mundo editorial y no te publicaban, estabas muerto. Ahora este mundo tecnológico es el futuro y hay que utilizarlo como arma a favor de uno”, considera.

“Es maravilloso tener tantos soportes para poder leer. El audiolibro es otra maravilla. Cuando escuché mi primer audiolibro, me encantó. La narración ha sido oral, funciona de maravilla. Estábamos alrededor de la hoguera contando las historias”, añade.

Los confinamientos, la crisis económica y la imposibilidad de frecuentar seres queridos ha golpeaod a la humanidad con fuerza. Prácticamente son imposibles las charlas cara a cara o los brazos, por el temor de contagiarse Covid-19. Sin embargo, Montero ve una luz en el camino para escapar a esa desolación: las artes.

“La gente necesita eso (la creatividad) para poder ver la luz entre las tinieblas y (…) seguir teniendo esperanza. (La cultura) es una vacuna del espíritu, es una manera de luchar contra el coronavirus”, concluye.