‘El manejo de la pandemia fue el peor aliado del turismo’: Braulio Arsuaga
Braulio Arzuaga. Foto: DM Comunicación.

Hoy, 24 de febrero, Braulio Arsuaga cumple un aniversario que recuerda más que su propio cumpleaños: asumía como presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET). Llegó a este puesto con su experiencia y peso propio -al ser el director general de Grupo Presidente– y tenía un proyecto de trabajo armado para llevar a la cúpula que aglutina al 96% de las empresas turísticas del país a subir un escalón más en su peso en la economía nacional. “Era un plan que tenía que ver con la sensibilización de lo que se había perdido: la promoción, las relaciones públicas y hasta de crear un gran proyecto nacional en torno a la gastronomía”, recuerda quien 15 días más tarde tuvo que cajonear su plan y mirar cara a cara a una pandemia que golpeó en primer lugar al sector turismo del país. “El 18 de marzo ya estábamos todos en casa y desde ahí todo ha sido contener la crisis”, agrega Arsuaga quién desde el próximo mes formará parte del jurado de la nueva temporada de Shark Tank México. 

Para el turismo mexicano este ha sido el año más dramático del que se tenga registro: mientras que el promedio de ocupación de la industria hotelera por ejemplo era de 60%, en 2020 apenas llegó a 25%. El año pasado la reducción en los ingresos por visitantes internacionales fue de 55.3%, uno 13,600 mdd versus 2019 y perdimos 20.6 millones de turistas que no llegaron al país. 

En solo 365 días a cargo de la CNET el sector turístico mexicano se redujo a la mitad de su tamaño en número de visitantes, de ingresos y de balanza turística. 

L-L: ¿Cuál era la impronta que querías dejar en tu primer año frente a la CNET? 

Para mí uno de los problemas más importantes era la competitividad de México. Estamos en el ranking a nivel internacional en el lugar 19, somos parte del Top 20. Pero hay una enorme diferencia entre el puesto número uno y el 20. Yo quería trabajar mucho sobre eso, sobre sostenibilidad y competitividad, pero 15 días después de asumir, ya estábamos encerrados en casa. Obviamente ahora lo que hemos hecho es contener una crisis, más que cualquier otra cosa.

L-L: ¿De qué tamaño era el sector turístico cuando lo tomaste hace un año nada más, y de qué tamaño es ahora?

Hay dos datos que son muy importantes y muy reveladores de lo que es esta industria como generador de desarrollo social: nosotros aportamos 8.7% del PIB, un volumen que no lo aporta ni la construcción, ni la manufactura. Además tenemos una balanza turística es superavitaria por 10 años y que dejaba al país unos 14,700 mdd. El turismo generaba 4.2 millones de empleos y hay, además 450 mil microempresas que dependen de este sector. Estas empresas que tienen menos de 10 empleados generan unos 65,000 mdd en la cadena de valor. 

L-L: ¿Y cómo está hoy? 

La balanza turística cayó 50%, en poco más de 6,000 mdd; los ingresos cayeron 55%. Si antes teníamos 20,000 mdd en ingresos, hoy es de 11,000 mdd. Si bien el turismo nacional es importante y es mucho más grande que el turismo internacional, la verdad es que el visitante extranjero es el que gasta más. Perdimos a 24 millones de turistas internacionales (una caída de 46%). En esos 24 millones hay fronterizos y no fronterizos, los fronterizos son los que menos gastan, se cruzan, gastan menos, y se regresan al día siguiente. Este nicho cayó 36%. Además el turismo de cruceros cayó 72% (unos 2.6 mdd menos de ingresos). !Imagínate lo que está sufriendo Cozumel que recibía 5 a 6 cruceros por día!

L-L: ¿Qué pasó con las inversiones que ya estaban en marcha desde 2019, como las de cadenas hoteleras? 

Muchas de las inversiones hoteleras siguieron, porque un hotel tarda 5 años en levantarse, desde que ves el estudio de factibilidad, el proyecto, los permisos, y la obra perse. Por ejemplo, nosotros como Grupo Presidente abrimos el 28 de diciembre un hotel Tulum, y lo abrimos porque lo teníamos que abrir. Y este año inauguraremos otros cuatro, que siguen o seguían el curso de la obra. 

Pero lo que me preocupa a mi es el tema de la competitividad: cuántos inversionistas no estarán ya asustados, es decir proyectos que ya no vamos a ver nuevos. No es solo los hoteles que se cerraron sino los que ya no se proyectarán.

L-L: ¿Qué los espanta? 

Los inversionistas institucionales, como un fondo de inversión,  tiene un horizonte de inversión de 7 y 10 años y dentro de ese tiempo una inversión en un hotel sí entraba. Pero esos 10 años ya no son. Porque si vamos a tardar unos 4 años en recuperar el turismo a nivel global, la recuperación para un inversionista pasa a ser de 10 a 15 años. Y por ese lapso de tiempo van a preferir invertir en otras industrias. A me da miedo lo que se va a perder para el futuro en turismo.

L-L:  Pero terminamos el año con la buena noticia de que subimos en el ranking de destinos turísticos como país…

Es la paradoja, porque de qué nos sirve estar en el ranking número 3 en esta situación de turismo mundial, cuando antes estábamos en el 7. Nosotros subimos porque todos cayeron más. Fuimos el país más abierto al mundo en cuanto a viajes, pero hoy a pesar de que fuimos abiertos, el volumen no alcanza para hacer negocio. Hoy el volumen en las ciudades es nulo, sin grupos, ni convenciones, pues ese segmento desapareció. Y también hay que decirlo, duela o no duela: el manejo que estamos dando en la pandemia es nuestro mejor o nuestro peor aliado para la promoción y para mí ha sido un mal aliado.

L-L: ¿Cuál es tu plan para este 2021 desde la CNET? 

Muchas de las cosas que hicimos, van a seguir: estrategias más que tácticas, ver qué íbamos a tener que hacer de una manera rápida como estrategia. Hicimos 15 propuestas legislativas, que tienen que ver con el turismo y no pasó ni una. Me da mucho coraje eso. Ahora trabajaremos con la Alianza Nacional Emergente por el Turismo, trabajaremos a nuestro nivel en promoción. Porque al final de cuentas seguimos pensando que es importante, queremos por supuesto recuperar la actividad aérea que es importantísima, porque sin movilidad no existe turismo. Pedimos que pusieran a los trabajadores de esta industria en los primeros lugares de los procesos de vacunación, y ofrecimos nuestra  infraestructura al servicio del plan de vacunación. Y también en temas de competencia con las plataformas digitales de renta de casas cuyo negocio creció 80% en la pandemia mientras los hoteles cayeron 35%. 

L-L: ¿Cuánto tardará el sector en regresar a los números que tenía antes de la pandemia? 

Según la Organización Mundial de Turismo caímos a los números de 1990, o sea hoy estamos como hace 30 años.

L-L: ¿Qué cifras esperan para este 2021? 

Podemos llegar a estar al 40% de lo que fue el 2019, si las cosas siguen igual que ahora. Y la OMT habla de una recuperación a 4 años más. Es más, yo ya quiero ser periodista.

L-L: ¿Por qué?

Porque ya quiero olvidarme de esta industria,  ya me quiero ir a la tuya. 

L-L: ¿Cuando acaba tu cargo?
Un año más, pero yo no sé quien quiera agarrar este puesto cuando yo lo deje. 

La-Lista de las 10 claves para la recuperación del turismo en México 

1. Asegurar la conectividad aérea. 

2. Poner a los trabajadores de la industria en los primeros lugares para vacunación. 

3. Acotar legal y normativamente el boom de la competencia desleal en la industria informal del alojamiento. 

4. Lanzamiento de la campaña “Ya te quedaste en casa, ahora sigue quedándote en México”  

5. Integración de paquetes de ayudas para las empresas. 

6. Canalización de los recursos del impuesto al hospedaje a la promoción turística. 

7. Concreción de medidas legislativas para el apoyo a la recuperación turística. 

8. Capacidad de reacción ante situaciones fortuitas y gestión de crisis. 

9. Avanzar en el blindaje en materia de seguridad de los destinos turísticos. 

10. Mantenimiento y fortalecimiento de protocolos sanitarios.