Gimnastas que fueron víctimas de abuso sexual por parte de Larry Nassar llegan a un acuerdo de 380 mdd
La gimnasta olímpica Simone Biles testifica durante una audiencia. Foto: EFE/Saul Loeb

Después de una batalla legal de cinco años, gimnastas estadounidenses que sufrieron abusos sexuales por parte de Larry Nassar, exmédico del equipo nacional, llegaron a un acuerdo de 380 millones de dólares con la federación USA Gymnastics y el comité olímpico de Estados Unidos para compensar a las víctimas.

Según el acuerdo, que se dio a conocer en una sesión en la Corte de Bancarrotas del Distrito Sur del estado de Indiana, el monto es uno de los mayores jamás alcanzado para compensar a víctimas de abusos sexuales. Con él se compensará a cientos de gimnastas, entre las ellas Simone Biles, McKayla Maroney y Aly Raisman.

“Ahora puede comenzar el trabajo duro de reforma y reconstrucción. Si hay o no justicia y se hace un cambio depende de lo que ocurra después“, tuiteó Rachael Denhollander, u na de las supervivientes de los abusos y que expresó su “orgullo” por los compromisos adquiridos más allá del aspecto económico de este acuerdo.

Las aseguradoras de USA Gymnastics y del Comité Olímpico y Paralímpico abonarán la mayor parte de los 380 millones de dólares, aunque la segunda organización ha aceptado pagar 34 millones de su bolsillo y hará un préstamo de 6 millones a la federación.

Esto representa un cambio notable en la actitud del comité, que en el pasado defendió que no era responsable de los delitos de Nassar y que no debería figurar en los pleitos relacionados con él porque el médico no estaba empleado por el Comité Olímpico.

En 2018, USA Gymnastics se declaró en bancarrota. Ese mismo año, Nassar fue sentenciado a prisión en una condena por una cadena perpetua de facto.

El diario The New York Times explicó que el acuerdo ayudará a la federación a salir de la bancarrota con sus nuevos dirigentes, además de poner fin a la avalancha de pleitos a los que se enfrenta y parar el proceso iniciado por el Comité Olímpico de retirarle la certificación como organización olímpica.

Nassar, quien abusó de más de 330 jóvenes, cumple una condena de entre 40 y 175 años sumada a otra de 60 años por pornografía infantil, una cadena perpetua de facto.

Con información de EFE