Hoy es la audiencia de cierre de pruebas del caso Carmen Sánchez, sobreviviente a un ataque con ácido
Carmen Sánchez es sobreviviente de un ataque con ácido. Foto: Omar Torres / AFP

Desde el 20 de febrero de 2014 que el padre de sus hijas le aventó ácido de una botella, Carmen Sánchez no ha dejado de buscar justicia y este domingo avanza el proceso penal. Hoy es la audiencia de cierre de pruebas en el juicio en contra de Efrén, su expareja.

“Ya estamos a un paso de la sentencia, el domingo 13 de noviembre a las 8:30 horas se va a llevar a cabo la audiencia de cierre de pruebas en el juicio contra Efrén, quien intentó asesinarme con ácido”, dijo la mujer sobreviviente a La-Lista estos días.

La audiencia se llevará a cabo en los juzgados ubicados en la carretera Mixquic-Chalco, en el Estado de México y la activista pide acompañamiento en el lugar o a través de redes con el hashtag #JusticiaParaCarmen.  

La audiencia forma parte de la segunda etapa del proceso penal, conocida como intermedia o de preparación a juicio. La siguiente es la ​​de juicio oral, que concluye con la sentencia.

“Yo espero que la Fiscalía del Estado de México, el Poder Judicial y el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, puedan entender todo el daño y puedan dictar una sentencia ejemplar de no repetición sobre la violencia ácida”, menciona Carmen Sánchez. 

De los ocho años en los que Carmen ha pedido justicia, Efrén estuvo prófugo siete. En mayo de 2021 fue detenido, ingresó al Centro Penitenciario y de Reinserción Social de Chalco y fue vinculado a proceso por el delito de feminicidio en grado de tentativa, que primero había sido considerado como lesiones simples.

Con la reclasificación del delito, el caso de Carmen Sánchez podría sentar un precedente para las demás mujeres que han sido atacadas con ácido.

La lucha de Carmen ha ido más allá de los juzgados, es fundadora de una organización que lleva su nombre y que busca acompañar a mujeres que han sufrido violencia ácida.

La fundación tiene documentados al menos 34 ataques con ácido contra mujeres desde 2001, de las cuales seis fallecieron. Y van en aumento: solo en 2021 hubo siete casos, frente a dos en promedio de años anteriores, según la organización, que teme que haya un abultado subregistro de personas que viven su dolor en la sombra.

El Senado aprobó este mes una reforma para tipificar como lesiones los ataques con ácido y aumentar como agravante cuando estos ataques ocurren por parte de su expareja, pero las mujeres que han sufrido la violencia ácida asegura que no fueron consultadas. La minuta se encuentra en la Cámara de Diputados.