Caso Ivette Melissa: CEDAW se pronuncia por primera vez sobre la desaparición forzada de mujeres en México
Caso Ivette Melissa: el CEDAW se pronuncia por desaparición forzada de mujeres por primera vez

Por primera vez, el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra las Mujeres (CEDAW) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se pronunció con un dictamen por la desaparición forzada de mujeres en México, por el caso de Ivette Melissa Flores Román

La noche del 24 de octubre de 2012, un grupo armado ingresó a su domicilio en Iguala, Guerrero. Los hombres con rostros cubiertos balearon la puerta de su casa y se llevaron a la mujer que en ese entonces tenía 19 años de edad. Aunque ese mismo día su mamá acudió a la agencia del Ministerio Público, donde se inició la averiguación previa, las acciones de búsqueda ocurrieron dos semanas después.

El dictamen de la CEDAW señala que las autoridades mexicanas violaron el artículo 2 de la Convención sobre Todas las Formas de Discriminación contra las Mujeres, porque no realizaron una búsqueda inmediata, con enfoque de género y personal capacitado, negando el acceso a la justicia. 

Entre las recomendaciones contenidas en la comunicación 153/2020 están la protección a  Sandra Luz Román, madre de Ivette Melissa Flores Román, para continuar buscando con el Colectivo Madres Igualtecas, garantizar una búsqueda con enfoque de género y capacitación a los funcionarios y una política nacional de prevención para erradicar la desaparición de mujeres. De acuerdo con el conteo de la Comisión Nacional de Búsqueda, hay 26 mil 959 mujeres desaparecidas y no localizadas al 29 de noviembre de 2022.

“Es la primera en toda la historia de México en la que se condena al Estado mexicano por discriminar en el acceso a la justicia, por no aplicar la perspectiva de género en la investigación, en el Comité más importante que hay en el mundo que vigila la violencia contra las mujeres (…) A Ivette Melissa se le discriminó en el acceso a la justicia, no se investigó de manera adecuada, no se garantizó una investigación rápida y efectiva y al día de hoy uno de los culpables ya falleció, nunca fue llamado a declarar, y los otros culpables siguen campantes sin que sean llamados a declarar”, dijo en conferencia de prensa Juan Carlos Gutiérrez, director general de la asociación civil Idheas, Litigio Estratégico en Derechos Humanos A.C. 

El caso de Ivette Melissa Flores Román sigue impune. En una década, su madre, Sandra Luz Román, ha sido víctima de desplazamiento forzado por las amenazas y el hostigamiento en la búsqueda de su hija y enfermó de cáncer de mama.

“Mi vida se la ofrezco a todas esas víctimas indirectas que buscan a sus desaparecidos”, pronunció Sandra Luz Román durante la conferencia de prensa.

Con el apoyo de Idheas, Sandra Luz Román presentó su caso ante el Comité Contra las Desapariciones Forzadas de la ONU. El 6 de octubre de 2015 el Comité emitió un total de 117 Acciones Urgentes, ordenando al Estado tomar las acciones necesarias para investigar el paradero de Ivette Melissa y de las demás víctimas. Este fue el primer pronunciamiento de un organismo internacional. 

“La Secretaría de Gobernación se comunicó ayer diciéndonos que tenía la firme convicción de dar seguimiento y cumplimiento, lo cual nos parece algo importante. Sin embargo no hemos tenido respuesta de la Fiscalía ni del Gobierno del Estado de Guerrero ni tampoco de la Fiscalía General de la República ni de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas”, señaló Juan Carlos Gutiérrez. 

El director general de Idheas también invitó a sumarse a las acciones recomendadas por el CEDAW a la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) y al Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres). 

En la conferencia de prensa también estuvo Isabel Suárez, asesora jurídica de Sandra Luz Román, quien recordó las omisiones de las autoridades. Asimismo, asistió Jesús Peña Palacios, representante adjunto del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México, quien reiteró que el caso de Ivette Melissa es el primero de desaparición de una mujer en el que el CEDAW emite una recomendación por la falta de perspectiva de género.

El Estado mexicano y las instituciones que lo conforman tienen un plazo de seis meses para avanzar en las recomendaciones de esta sentencia internacional. Idheas enviará un informe sobre su cumplimiento y presentará un recurso judicial en caso de que esto no ocurra.

También puedes leer: Mecanismos de la ONU urgen a erradicar las desapariciones y combatir la impunidad en México