Síguenos

 

Economía

La energía renovable desafía al Covid-19 con un crecimiento récord en 2020

Los expertos de la Agencia Internacional de la Energía esperan que la electricidad verde reemplace el reinado de 50 años del carbón para 2025

Imagen: Seagul/Pixabay.com

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Damian Carrington/The Guardian

La instalación global de energía renovable alcanzará un nivel récord en 2020, de acuerdo a la Agencia Internacional de la Energía, en contraste con las caídas causadas por la pandemia del coronavirus en el sector de los combustibles fósiles. 

El reporte de la IEA publicado el martes 10 de noviembre dice que casi el 90% de la generación de electricidad nueva en 2020 será renovable, con solo 10% generada con gas y carbón. La tendencia pone a la electricidad verde en camino para convertirse en la mayor fuente de energía en 2025, reemplazando al carbón, que ha dominado los últimos 50 años. 

La creciente aceptación de la necesidad de atacar la crisis climática al cortar emisiones de carbono ha hecho a la energía renovable cada vez más atractiva para los inversionistas. El reporte que la IEA comparte de fabricantes de equipo para energías renovables y desarrolladores de proyectos ha superado los índices más importantes del mercado de valores y el valor de las acciones en compañías solares se ha duplicado desde diciembre 2019.

Lee aquí las mejores historias, reportajes 
y opinión de The Guardian en español

Estados Unidos es uno de los mercados más grandes para las energías renovables y la IEA sugiere que el despliegue se aceleraría aún más si se implementan las políticas del presidente electo, Joe Biden

Crece a pesar de la pandemia

“La energía renovable está desafiando las dificultades causadas por la pandemia, mostrando un robusto crecimiento mientras que otros combustibles batallan”, dice Faith Birol, la directora ejecutiva de la IEA. “La capacidad de adaptación y los prospectos positivos del sector están reflejados por el gran apetito de los inversionistas”. Los combustibles fósiles han tenido una época turbulenta en 2020 por las medidas para el Covid-19 que han causado que la demanda para el transporte y otros sectores caiga. 

También lee: Terrawatch | El polvo acelera el deshielo de la nieve de los Himalayas

“En 2025, se espera que las energías renovables se conviertan en la mayor fuente de electricidad alrededor del mundo, terminando con las cinco décadas del carbón como el principal proveedor de energía”, dijo Birol. “Para entonces, se espera que las energías renovables suministren un tercio de la electricidad del mundo”. 

La capacidad de la energía global renovable se ha multiplicado por cinco desde 2010.
Datos en Gigawatts (no incluye energía hídrica).

La capacidad de energía solar ha aumentado 18 veces desde 2010 y la energía eólica cuatro veces, de acuerdo con la información de la IEA. En octubre, Birol dijo: “Veo a la energía solar convertida en la nueva reina de los mercados de electricidad del mundo”. 

La energía hidroeléctrica suministró 77% de la energía verde en 2010, pero ha decaído hasta 45% en 2020. Sin embargo, la electricidad representa apenas una quinta parte del uso total de la energía, con la quema de combustibles en el transporte, industria y calefacción formando la mayor parte de las emisiones energéticas.

La IEA pronostica que la capacidad de energía renovable nueva aumentará a una cantidad récord de 200 gigawatts en 2020, impulsada por China y EU en donde los desarrolladores están apurándose para tomar ventaja de los incentivos con fecha cercana de expiración. 

Hay un mayor crecimiento que vendrá en 2021, dijo la IEA, India y la Unión Europea serán las fuerzas impulsoras. Pero el crecimiento podría bajar un poco en 2022 bajo las políticas actuales, advirtió la IEA. 

“Las energías renovables son resistentes a la crisis de Covid-19 pero no a la incertidumbre de las políticas”, dijo Birol. “Los gobiernos pueden atacar estos problemas para traer una recuperación sustentable y acelerar la transición a energía limpia”. 

“En EUA, por ejemplo, si las políticas propuestas de energía limpia se implementan, podrían llevar a un despliegue más rápido sistemas solares fotovoltaicos y eólicos”. 

Un análisis para The Guardian, publicado el lunes, muestra que los fondos de gobiernos de recuperación del coronavirus se están gastando más en sectores de combustibles fósiles que en proyectos verdes. 

“El ambiente natural y el cambio climático no han sido una parte central del pensamiento de la mayoría de los planes de recuperación”, dijo Jason Eis, el director ejecutivo de Vivid Economics. “En la mayoría de los países no estamos viendo una recuperación verde en lo absoluto”. 

Este texto se publicó en The Guardian y lo tradujo Andrés. Consulta el artículo original haciendo click en el logo:

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Publicidad