Síguenos

 

Medio Ambiente

Dinamarca acabará con la búsqueda de nuevos yacimientos de petróleo en el Mar del Norte

La decisión para terminar con la extracción de combustibles fósiles hacia 2050 incrementará la presión para el Reino Unido.

"La decisión danesa es un parteaguas para poner fin al uso de combustibles fósiles que dañan el clima": Greenpeace. Foto: Andrew McConnell/Greenpeace/EPA

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Jillian Ambrose

Dinamarca detuvo por completo su plan para la búsqueda de gas y petróleo en el Mar del Norte danés, como parte de una estrategia para eliminar la extracción de combustibles fósiles hacia 2050.

El jueves por la noche, el gobierno danés votó a favor de cancelar la siguiente ronda de concesiones para el gas y petróleo, 80 años después de que comenzaron a explorar sus reservas de hidrocarburos.

Sus 55 plataformas de petróleo y gas, distribuidas a través de 20 campos, continuarán extrayendo combustibles fósiles, pero la notoria decisión de detener la búsqueda de nuevas reservas en las cuencas desgastadas garantiza el final de la producción de combustibles fósiles en Dinamarca.

También lee: Una política verde agresiva ahorraría millones de dólares a EU: reporte

“Somos el productor de petróleo más grande de la Unión Europea, y por ello, la decisión resonará por todo el mundo”, dijo Dan Jørgensen, secretario del clima de Dinamarca. “Pondremos punto final a la era de los combustibles fósiles”.

Helene Hagel, de Greenpeace Danmark, describió el voto parlamentario como un “punto de inflexión” que le permitirá al país “establecerse como un líder ecológico e inspirar a otros países a terminar con la dependencia de los combustibles que destruyen el clima”.

Dijo: “Es una enorme victoria para el movimiento por el clima y todas las personas que han exigido que esto pase durante años”.

Dinamarca comenzó a buscar gas y petróleo en 1972, y sus ingresos le ayudaron a convertirse en una de las naciones más ricas de Europa. Durante la última década, el gobierno cambió su enfoque a las energías limpias, incluyendo granjas eólicas en sus costas, construidas por la antigua compañía petrolera del Estado, que se transformó de Dong Energy en Ørsted.

El gobierno danés estima que la decisión de transicionar de la producción de gas y petróleo le ocasionará pérdidas de 13 mil millones de coronas (41 mil millones de pesos) a las arcas del gobierno. 

En 2019, Dinamarca produjo el equivalente a 103,000 barriles de gas y petróleo diarios. En comparación, el Reino Unido produjo 1.7 millones el año pasado, y Noruega produjo 1.8 millones.

Es probable que la decisión de establecer una fecha límite a largo plazo a la producción de gas y petróleo aumente la presión sobre Boris Johnson, el Primer Ministro del Reino Unido, para que siga el precedente, mientras el país se prepara para liderar el combate contra la crisis ambiental en la reunión por el clima de la ONU, el próximo año en Glasgow.

“Así se ve el liderazgo climático”, dijo Mel Evans, un veterano activista por el clima de Greenpeace UK. “Todas las miradas estarán sobre el Reino Unido el próximo año, cuando organicemos las cruciales conversaciones acerca del medio ambiente, entonces nuestro Primer Ministro debe tomar nota. Si Johnson quiere seguir el ritmo y construir la inercia global para la transición hacia energías limpias, debe cancelar la siguiente ronda de concesiones para los combustibles fósiles, terminar con la explotación futura, y abandonar el requisito legal de extraer la mayor cantidad posible de gas y petróleo de la cuenca del Mar del Norte”.

También lee: La-Lista de: los países pioneros de un futuro verde

Dinamarca es el segundo país europeo en exhortar a eliminar la búsqueda de gas y petróleo, pero es el primero de los principales productores. En 2017, Francia se convirtió en el primer país del mundo en comenzar la transición de la búsqueda y producción de combustibles fósiles en sus territorios para 2040. Nueva Zelanda siguió el ejemplo un año después, al acabar con todos los permisos para buscar nuevos yacimientos.

Esta semana, el think tank IPPR exhortó a los gobiernos del Reino Unido y Escocia a acabar con la producción de combustibles fósiles a través de una serie de objetivos a cinco años, y a eliminar la controversial ley que solicita a las compañías del Mar del Norte extraer la mayor cantidad posible de gas y petróleo de la desgastada cuenca.

Deirdre Michie, directora ejecutivas de Oil and Gas UK, dijo a The Guardian que establecer una fecha límite inflexible a la producción de gas y petróleo (similar a la prohibición de venta nuevos vehículos de combustibles fósiles para 2030) sería una “dura herramienta” que podría resultar en “consecuencias no deseadas” para la inversión y para miles de empleados que dependen del sector.

Traducido por Andrés González

Consulta el artículo original haciendo click en el logo:

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Ciencia

Los primeros meses del año casi el 85% del territorio estaba bajo sequía; al 31 de mayo, es el 72.63% del país.

Ciencia

Los científicos que participaron en la expedición más importante que se ha realizado en el Polo Norte advierten que esta inflexión traería un efecto...

Deportes

"Todavía tendo que someterme a exámenes en el hospital, pero me siento bien", dijo el centrocampista danés Christian Eriksen

Deportes

El desmayo de Christian Eriksen, en el duelo Dinamarca-Finlandia, fue uno de los sucesos más preocupantes en esta jornada de la Eurocopa.

Publicidad