Síguenos

 

Medio Ambiente

Imágenes encubiertas en una granja francesa muestran cerdos en condiciones ‘deplorables’

Los cerdos se venden a la marca de salchichas Herta y se venden en supermercados que ha retirado los productos en espera de una investigación.

Videos encubiertos del grupo activista francés L214 muestran aparentes actos de canibalismo de cerdos en una granja, entre otras irregularidades. Foto: Cortesia de L214

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Sophie Kevany/The Guardian

Las imágenes encubiertas publicadas el jueves parecen mostrar prácticas de canibalismo entre cerdos y otros problemas graves en la granja de un proveedor de una marca de salchichas, propiedad de Nestlé y vendida por la mayoría de los principales supermercados (en Europa).

 Waitrose suspendió la venta de productos porcinos de la exitosa marca francesa Herta mientras investiga.

Herta enfrenta demandas de activistas por maltrato animal y por engaño a los consumidores. La marca, que se vende en los supermercados del Reino Unido, es propiedad en 60% de la empresa de alimentación española Casa Tarradellas y en un 40% de Nestlé.

También lee: El reconocimiento facial de cerdos: ¿ayuda a los granjeros chinos o sólo perjudica a los más pobres?

El video, publicado por el grupo francés de bienestar animal L214, parece mostrar canibalismo entre cerdos, animales muertos acostados en corrales y cerdos en corrales superpoblados, trepando unos sobre otros. En una sección, una cerda, que parece estar luchando por pararse en un cajón de parto sin cubierta, resbala y aplasta al menos a un lechón. 

L214 comenzó una acción legal contra Herta en Francia, basada en los videos encubiertos que dijo haber filmado en junio y septiembre de este año. El caso, según L214, se centrará en el maltrato animal de Herta y la forma en que engañó al consumidor con promesas de un mejor bienestar de los animales. 

En un boletín de prensa L214 dijo: “Contrario a los compromisos asumidos por la marca, las imágenes muestran condiciones deplorables para los cerdos que no cumplen con las normas. L214 presenta una denuncia por maltrato a los animales contra Herta, la marca más comprada en Francia, y por engañar al consumidor”. 

En el video se muestran más de 20 productos farmacéuticos, incluido un antibiótico de “último recurso” llamado colistina. La colistina se usa ampliamente en la industria porcina, a menudo para prevenir o tratar una enfermedad de los lechones conocida como diarrea postdestete.

También lee: Gatos, camellos y un basilisco: el ascenso de la terapia con animales 

Waitrose refirió que no permite que sus proveedores utilicen colistina. “Nos enorgullecemos de nuestros altos estándares de bienestar animal y nuestros estándares en torno al uso de antibióticos. Por lo tanto, hemos tomado la decisión de suspender todos los productos porcinos de esta marca mientras investigamos urgentemente las imágenes de video”, dijo a The Guardian. 

La Organización Mundial de la Salud ha recomendado que se detenga el uso preventivo de colistina en animales sanos para preservar el antibiótico como uno de los “tratamientos esenciales … de último recurso para las infecciones humanas resistentes a múltiples fármacos”. 

El fondeo de la UE de la política agrícola común para la granja proveedora de cerdos de Herta, que cultiva cultivos y mantiene otro ganado, ascendió a unos 150,000 euros en 2018 y 2019, según el sitio web del gobierno francés, Telepac.

El video muestra cerdos a los que al parecer les cortaron la cola, una práctica prohibida en la UE, salvo en circunstancias excepcionales. No se ve paja u otra ropa de cama y los cobertizos no parecen tener luz natural. Los cerdos y lechones parecen estar cubiertos de heces. Imágenes adicionales de L214 vistas por The Guardian parecen mostrar a un cerdo masticando después de morder el estómago de un cerdo muerto. 

La legislación de la UE que rige el bienestar de los cerdos estipula que “deben tener acceso permanente a” materiales de enraizamiento “como paja, heno, madera, aserrín, abono de hongos, turba o una mezcla de estos …”

Un trabajador que carga los cerdos para el matadero parece usar una picana eléctrica y golpear el lomo de los cerdos con un panel de plástico. Una cerda a medio escapar quedó atrapada por las caderas en los barrotes de su jaula. Un lechón parece tener la pata atrapada en el suelo de rejilla.

En un correo electrónico, el cofundador de L214, Sébastien Arsac, acusó a Herta de “mentir” a los consumidores sobre el bienestar de los cerdos y describió las condiciones de alojamiento de los cerdos como “miserables … (donde) los animales pasan una vida de sufrimiento”. 

En un correo electrónico a The Guardian, un portavoz de Herta dijo que casi 350 criadores franceses tienen un contrato de filière preférence que los compromete a “un proceso de mejora continua basado en criterios de bienestar animal como el uso de antibióticos, condiciones de restricción de animales o mejores condiciones de alojamiento”. 

También dijo: “Herta tiene una política de compras rigurosa con sus 40 proveedores de carne en Europa. Estos socios son auditados periódicamente por la empresa. Estas empresas están, a su vez, en vínculos contractuales con varios grupos de criadores europeos que tienen la obligación de respetar la legislación europea”.

En 2019, dijo: “Los equipos de Herta en Francia llevaron a cabo más de 120 auditorías agrícolas. La auditoría de una granja de Herta incluye 42 puntos de control y 17 están específicamente dedicados al bienestar animal”. 

Casa Tarradellas remitió a The Guardian a Nestlé para obtener comentarios. Nestlé dijo: “Condenamos enérgicamente cualquier maltrato a los animales de granja. Los consumidores confían en nosotros para mantener a nuestros proveedores con altos estándares. Nestlé es un accionista minoritario en la empresa conjunta Herta”. La empresa declaró que se llevó a cabo una auditoría sin novedades en la granja en cuestión. Esto confirmó los hallazgos de una auditoría anterior a principios de año. “Herta enviará investigadores adicionales a la granja y dará seguimiento a las acusaciones para determinar si las imágenes fueron tomadas allí”. 

Nestlé agregó: “Nos aseguraremos de que Herta revise su proceso de auditoría para identificar las mejoras necesarias. Nestlé está firmemente comprometido con la mejora del bienestar animal en su cadena de suministro “.

The Guardian se acercó a uno de los propietarios de la finca, pero declinó hacer comentarios.

  • Nota a pie de página agregada el 3 de diciembre de 2020. El 3 de diciembre de 2020, después de la publicación de este artículo, Nestlé anunció que suspendió el suministro desde la granja a Herta en espera de una investigación para determinar los próximos pasos.

Traducida por Leonor Guerrero

Consulta el artículo original haciendo click en el logo: 

The Guardian

 

 

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Salud

El ente explicó que la peste porcina africana se detectó en República Dominicana y es una grave enfermedad viral que afecta a los cerdos...

Economía

Los compradores de la pandemia que buscan su dosis de cafeína provocan el mayor aumento en una década.

Economía

La compañía indicó que la inversión incluye la modernización de algunos procesos y la integración de tecnología punta para incrementar la productividad.

Actualidad

Miembros de WallStreetBets utilizan sus ganancias en donativos para animales en peligro de extinción que incluyen elefantes y tortugas.

Publicidad