Ricardo Monreal, el legislador incendiario del Congreso
Ricardo Monreal, senador de Morena. Foto: senado.gob.mx

‘El madrugador’, ‘el cáncer de Morena’ y hasta ‘el villano preferido’. Así lo han llamado y su trabajo le ha costado. No en vano es quien ocupa el honroso cuarto sitio entre los legisladores más “productivos”.

La reforma a la Ley del Banco de México generó polémica por la posibilidad de que recursos de actividades ilícitas entren a las reservas internacionales del país. La propuesta de eliminar las comisiones bancarias provocó que se desplomaran las acciones de los bancos en la Bolsa Mexicana de Valores. Y la idea de fusionar los órganos reguladores abrió el debate sobre el impacto para la competencia económica. Estas iniciativas legislativas comparten algo más que la controversia, las tres fueron presentadas por el senador Ricardo Monreal, del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

En la actual legislatura, Monreal está en el centro de la polémica por los temas que elige para sus propuestas. Así como propone regular las actividades de cabildeo, crear una nueva ley de transparencia y otra de extinción de dominio, impedir que los bancos ofrezcan servicios en los cajeros automáticos y actualizar la legislación ferroviaria para reajustar el plazo de las concesiones, también pone sobre la mesa eliminar contenidos en medios electrónicos, inscribir con letras de oro el nombre del escritor Ignacio Ramírez ‘El Nigromante’, garantizar la vacunación para los niños y emitir monedas conmemorativas por la fundación de Tenochtitlán.

Monreal infografía
Haz click en la imagen para ampliarla.

Lee también: Cámara de Diputados pospone votación de polémica reforma al Banxico

Su portafolio de iniciativas es diverso. El 22.5% está relacionado con seguridad y justicia, 13.7% con derechos humanos y 13.2% con el Poder Judicial. El 50% restante se divide en 14 temas, como el Poder Legislativo, salud, electoral, transparencia, medio ambiente, educación y cultura, según la Gaceta del Senado. Un poco de todo, siempre con el sello de la controversia que pone en jaque a sectores completos. 

“¿Cuál es su juego? Sabiendo que la agenda de Morena tiende a ser disruptiva en temas relacionados especialmente con el sector privado, obviamente está jugando un fin táctico”, explica Fernando Dworak, analista y consultor político. “Está haciendo iniciativas que podría presentar el presidente o que podrían ir muy bien con el discurso de Morena. Es una persona muy hábil para leer eso, para posicionarse”.

Iniciativas por volumen

La actividad del presidente de la Junta de Coordinación Política no sólo destaca por la variedad de temas, también por la cantidad. Del 1 de septiembre de 2018 al 15 de diciembre de 2020 ha presentado 204 iniciativas y suscrito 10 más. Muy por encima del promedio en la Cámara de Senadores, que es de 79.8 propuestas por legislador. Y, en conferencia de prensa, Monreal ha advertido que vendrán más.

En el ranking de los senadores con más iniciativas, Monreal ocupa el cuarto sitio después de Miguel Ángel Mancera (PRD), Claudia Anaya Mota (PRI) y Alejandro Armenta (Morena). Pero en polémica y reacciones alrededor de las propuestas, los especialistas coinciden: el exjefe de la alcaldía Cuauhtémoc de la Ciudad de México gana, aunque no todas lleguen a buen puerto. 

“Se cree comúnmente que un buen legislador es aquel que presenta iniciativas, y esa capacidad atractiva no es necesariamente una señal de interés en algún tema. Me atrevería a decir que, en todo el mundo, la presentación de iniciativas tiene un fin táctico, más que eficaz”, considera Dworak, especialista en temas legislativos. “La presentación o no de iniciativas por parte de un legislador es parte de la estrategia de posicionamiento”.

En su experiencia como asesor de legisladores, Dworak ha identificado una tendencia: son pocos los legisladores que tienen la intención de que sus iniciativas sean aprobadas. Calcula que 99% están hechas para no ser aprobadas. “Por lo general, los legisladores presentan iniciativas como boletines de prensa. Son una estrategia de posicionamiento, es muy raro cuando tienen la intención de aprobarse en ese sentido”. 

En el caso de Monreal, la aprobación no es una constante: sólo 12 han sido aprobadas y publicadas en el Diario Oficial de la Federación (DOF). Es menos del 6%. En este grupo están la Ley de Fomento a la Confianza Ciudadana, que busca renovar la confianza de la ciudadanía en las instituciones pública; la Ley Nacional de Extinción de Dominio, que amplía el catálogo de delitos a los que será aplicable, y la reforma a la Ley Federal del Derecho de Autor que considera medidas tecnológicas de protección.

Otras 182 de sus iniciativas están atoradas en las comisiones de ambas cámaras, ocho están pendientes de ser aprobadas en la Cámara de Diputados y una está por publicarse en el DOF. Además, la iniciativa que buscaba extinguir el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE) para crear un solo regulador fue retirada. 

“En la mayoría de los países se establece que si una iniciativa no es dictaminada al año que es presentada, muere. Es mandada al baúl de los recuerdos, pierde vigencia”, agrega Dworak. Si eso ocurre, dice, las iniciativas sólo sirven para ‘inflar’ el informe de actividades de un legislador.

La-Lista buscó al senador Ricardo Monreal para conocer su opinión sobre la actividad legislativa de los últimos dos años, pero no atendió la solicitud de entrevista.