La periodista Teresa Montaño sufre secuestro exprés en el Estado de México
Actualmente, Teresa Montaño es colaboradora de la revista Proceso. Foto: @CDHZL/Twitter.

La periodista Teresa Montaño fue víctima de un secuestro exprés, robo y amenazas de muerte en Zinacantepec, Estado de México

De acuerdo con los reportes, la colaboradora de Proceso fue interceptada la noche del 13 de agosto, frente  una tienda Oxxo, en la vialidad Adolfo López Mateos.

Aparentemente, sujetos armados la detuvieron, amenazaron de muerte u le exigieron entregarle el automóvil que conducía, un Chevy blanco.

Además, la secuestraron por tres horas, la llevaron a un cajero para que sacara dinero y la despojaron de archivos con información periodística. 

Tras el hecho, periodistas y organizaciones civiles exigieron a las autoridades dar con los responsables del secuestro exprés de Teresa Montaño.

El Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero solicitó al Gobierno del Estado de México una investigación puntual sobre el caso.

“Solicitamos de amena enérgica a las autoridades de la administración de Alfredo del Mazo una investigación puntual para dar con los responsables de la agresión que sufrió la periodista María Teresa Montaño Delgado”, escribió en Twitter. 

Mientras el Congreso Nacional de Comunicación Indígena, el Observatorio Ciudadano de Género y Corazones Diversos, hicieron responsable a las autoridades estatales en caso de que la periodista sufra algún daño físico.

“Hacemos responsable al Gobierno del Estado de México, la Legislatura del Estado de México, al H Ayuntamiento de Toluca, a quien resulte responsable por la persecución política de la que es objeto, solo por que incomoda con las investigaciones que realiza”, denunciaron en un posicionamiento difundido en Facebook.  

Aseguraron que no es la primera vez que la periodista es secuestrada o incluso despedida de algún medio de comunicación nacional “por recomendación de políticos en el poder”.

Por otro lado, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (CODHEM) informó que ha abierto una investigación y solicitó la activación de los protocolos integrados en la Ley de Protección a Periodista del Estado de México.