Marca de moda francesa manipuló a indígena en Oaxaca
La marca de moda francesa Sézane estuvo en Oaxaca, donde sus trabajadores se burlaron de una señora indígena de la tercera edad. Foto: Captura

Trabajadores de Sézane, una marca de moda francesa, usaron en Oaxaca a una mujer indígena de la tercera edad para promover su ropa, denunció un colectivo mexicano.

La cuenta de Instagram Lienzos Extraordinarios exhibió una sesión fotográfica en la que un equipo de fotógrafos y de producción audiovisual le daba a la señora diferentes indicaciones, inclusive bailar, lo que fue visto con motivo de escarnio por su audiencia en Europa.

“Si no podemos plagiar, usemos a las personas de los pueblos originarios como capital cultural. Las culturas originarias tratadas como una vitrina de donde se puede escoger y tomar. Sin respeto. Sin ética”, escribió la cuenta de Instagram que detalló que la mujer fue abordada en el Mercado de Teotlitlán del Valle.

Reportaron que los empleados de la marca de moda francesa le dieron 200 pesos a la mujer de Oaxaca. “No le importó y como si fuera un prop vistió a l señora del video y la hicieron bailar” (sic), aseguró Lienzos Extraordinarios. Señaló que los europeos no usaron cubrebocas.

Horas después de la publicación del video, Sézane decidió cancelar su campaña en el estado mexicano.

“Hoy vivimos una realidad muy distinta, sin embargo las ráfagas del colonialismo siguen cayendo en Oaxaca“, aseguró Lienzos Mexicanos, quienes recordaron cuando Francisco Toledo se opuso a la instalación de un McDonalds en el centro histórico de la localidad.

Artistas como Valentina Gómez, Tenoch Huerta y Maya Zapata replicaron la información a través de redes sociales y condenaron que la firma utilizara a personas para mufarse de ellas. “Oaxaca no es un circo”, escribió la cantante.

Tenoch Huerta pidió a las secretarías de Cultura, Relaciones Exteriores y del Trabajo y Previsión Social que no permitan el “neocolonialismo disfrazado de ‘apreciación e intercambio cultural'”.

La Jornada reportó que el director del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), Adelfo Regino Montes, condenó los hechos y lamentó continúe el mal uso del patrimonio cultural, así como atentar contra la dignidad de las personas indígenas.

La marca de moda francesa no es la primera en atentar contra la comunidad indígena. Diversas firmas europeas hicieron en años pasados actos de apropiación cultural. Las autoridades federales solo hicieron llamados de atención a las colecciones.