‘Nos corrieron del baño’: Mujer trans acusa a personal de Cinemex de transfobia  
Sala de Cinemex. Imagen: Captura de pantalla.

Una usuaria de redes sociales acusó a personal de un complejo de Cinemex de cometer un acto de transfobia en una sucursal de la Ciudad de México. 

Fue mediante su cuenta de Twitter que la usuaria identificada como Lo Coletti, denunció que el ataque del que fue víctima ocurrió en las instalaciones de Reforma 222, en la capital del país. 

“Acabamos de pasar por un ataque de transfobia en Cinemex de 222. Nos corrieron del baño de mujeres. Una empleada del cine entró y nos llamó ‘caballeros’ y nos pidió que nos saliéramos del baño porque había personas con sus hijos”, denunció en dicha red social. 

Tras la denuncia, la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ-CDMX) y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) se pusieron en contacto con la persona afectada para brindarle apoyo.

“Si necesitas iniciar una queja o solicitar orientación, te dejamos las vías disponibles para que puedas realizar estos trámites”, puntualizó la Conapred.

La denuncia rápidamente se hizo viral y convirtió en tendencia el nombre de la empresa, además, usuarios de redes sociales lamentaron la actuación del personal del cine.

Incluso, algunos llamaron a organizar una manifestación en contra de las “políticas de odio” de la empresa.

La respuesta de Cinemex a las acusaciones de transfobia

Luego de que denunciaran que personal de Cinemex cometió un acto de transfobia en contra de dos mujeres trans, la empresa emitió un comunicado como respuesta.

En el texto, aseguró que todo su personal “tenemos la obligación de cuidar la integridad y el ambiente familiar que proporcionas en cada una de nuestras salas de cine, por lo que rechazamos cualquier situación que pueda resultar ofensiva dentro de nuestros espacios”. 

Además, ofreció una disculpa “a toda la comunidad que se sintió ofendida por el malentendido suscitado el día de hoy en uno de nuestros complejos en la Ciudad de México”.

Finalmente, la empresa se comprometió a reforzar sus “políticas de respeto”.