PRI expulsa a Claudia Pavlovich por aceptar consulado en Barcelona

La ex gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich, fue expulsada del PRI por haber aceptado ser cónsul en Barcelona, cargo en el que la nombró el presidente Andrés Manuel López Obrador.

La comisión de Justicia Partidaria del PRI notificó a ese partido en el estado la resolución de la pérdida de militancia de las filas priistas, “luego de las constancias que obran en autos y las cuales ya fueron detalladas en el fallo del presente caso, se advierte que, las probanzas ofrecidas fueron aptas y suficientes para determinar fundada la pérdida de militancia”.

La comisión instruyó notificar a la ex gobernadora y a los órganos del partido, entre ellos la Coordinación Nacional de Afiliación y Registro Partidario “para que proceda a realizar la baja del padrón de militantes”.

Desde abril pasado, Claudia Pavlovich Arellano se encuentra laborando en España como cónsul de México en Barcelona, cargo en el que fue nombrada en enero de este año por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

No ha sido la única gobernadora del PRI que luego de dejar su cargo se integra al gobierno de AMLO, pues lo mismo ocurrió con Carlos Miguel Aysa, ex gobernador de Campeche, quien fue nombrado como embajador en República Dominicana.

Alejandro Moreno, dirigente del PRI, ha advertido que cualquier ex gobernador que acepte un cargo con el gobierno de AMLO será expulsado de ese partido.

En marzo pasado se dio la expulsión del ex gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz, del PRI, luego de que la Comisión Nacional de Justicia Partidaria resolvió por mayoría de votos excluirlo de las filas priistas por aceptar ser embajador en España de un gobierno emanado de un partido antagónico.

De hecho el ex mandatario había solicitado un permiso para colaborar con el gobierno federal de Morena, lo cual fue rechazado por el PRI.

En el caso de Pavlovich dejó el gobierno de Sonora en septiembre pasado, y asumió el cargo el morenista Alfonso Durazo.