México acusa a EU de provocar hambre en Cuba por bloqueo económico
Juan Ramón de la Fuente, embajador de México ante la ONU. Imagen: Captura de pantalla.

México acusó a Estados Unidos de provocar daños y hambre en Cuba, al mantener el bloqueo económico, comercial y financiero hacia La Isla, por lo que pidió que retire la medida.

“México condena el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto desde hace casi seis décadas contra Cuba, así como al decisión de aplicar el título tercero de la Ley de Libertad Cubana y Solidaridad, que ha afectado no solo la soberanía del pueblo cubano sino también los derechos de sus habitantes”, declaró Juan Ramón de la Fuente, embajador del país ante la ONU.

Además, acusó a Estados Unidos de un “continuo desacato” a las resoluciones de la Asamblea General y calificó esta aptitud como “inaceptable a la luz del derecho internacional y de los preceptos constituciones de la política exterior de México”.

De la Fuente recordó que la resolución 2625, establecida en 1970, puntualizó que los pueblos tienen derecho a la autodeterminación, la prohibición de la intervención de Estados en acciones de otros y la obligación de cooperar entre sí.

Por ello, recordó que “ningún Estado puede aplicar o fomentar el uso de medidas económicas, políticas o de cualquier otra índoles para coaccionar a otro estado, a fin de lograr que subordine el ejercicio de sus derechos soberanos y obtener de él ventajas de cualquier índole”.

En este sentido, dijo que el bloqueo impuesto a Estados Unidos “contravienen a la carta de la ONU y es contraria de cooperar en favor de las relaciones de amistad entre los Estados”.

De la Fuente volvió a condenar el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto desde hace casi seis décadas contra Cuba, así como al decisión de aplicar el título tercero de la Ley de Libertad Cubana y Solidaridad, “que ha afectado no solo la soberanía del pueblo cubano sino también los derechos de sus habitantes”.

Además, acusó a la Unión Americana de “hacer padecer de hambre a la población cubana” y aseveró que esto es una “conducta prohibida por el derecho internacional humanitario”. 

Finalmente, recordó que “las medidas aplicadas por los Estados Unidos contra Cuba son violatorias del derecho internacional y generan responsabilidad internacional”, por lo que se “debe detener estas medidas, reparar daños y ofrecer garantías de no repetición, tal y como lo establece el derecho internacional”.