Auditor especial de la ASF es cesado; acusa a David Colmenares de ‘hacer política’ y censurar auditorías
Agustín Caso Raphael será restituido en su cargo en la ASF. Foto: X.

Agustín Caso Raphael acusó que el titular de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), David Colmenares, lo separó de su cargo como auditor especial de desempeño tras difundir una evaluación del Aeropuerto de Texcoco.

Caso Raphael aseguró en la Cuenta Pública 2019 que la cancelación del Aeropuerto de Texcoco costó 331 mil 996 millones de pesos, cifra que generó críticas y que la ASF reculó tras críticas del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO). El mandatario había asegurado que pagaría cien mil millones de pesos por el inmueble.

Sin mencionar el nombre del presidente AMLO, Augustín Caso reclama por el actuar de la ASF en su despido.

“Si una simple evaluación incomoda a un funcionario, ésta desaparece, ya no se diga de la integración del programa anual de auditorías el cual se ha vuelto una suerte de autocensura, pues no se nos permite incorporar los temas de relevancia nacional”, mencionó el exauditor en una carta.

Al calificar su despido como “ilegal”, llamó a demostrar que incurrió en alguna falta con base en la Ley de Fiscalización y Rendición de cuentas de la Federación.

“El martes 9 de abril el auditor superior de la federación procedió a cesarme de la Auditoría Especial de Desempeño. En su oportunidad, interpondré los recursos jurídicos necesarios ante una decisión arbitraria e ilegal porque la remoción se hace sin demostrar que se haya incurrido en alguna de las causales establecidas en la Ley de Fiscalización y Rendición de cuentas de la Federación, en sus artículos 93 y 94″, mencionó en el documento.

Agustín Caso ahondó en que la autonomía de la ASF está en riesgo, por ello, exhortó a sus compañeros a no aceptar sumisiones y actuar con imparcialidad y libertad.

“Para nadie es un secreto que, de manera cada vez más grave, en la Auditoria Superior de la Federación (ASF) se ha abdicado del cumplimiento de los principios constitucionales en detrimento de la autonomía e independencia de la función de fiscalización, lo que se traduce en abandonar o hacer retroceder a los equipos auditores en su misión”, aseveró Agustín Caso.

Además, atribuyó la autocensura de la ASF por intereses políticos.

“Este abandono de los principios de autonomía e imparcialidad ocurre porque la aspiración claramente ponderada en estos días de ‘hacer política’ lo que es incompatible con la responsabilidad de dirigir la Auditoría Superior de la Federación (ASF)”, detalló.

Síguenos en

Google News
Flipboard