Síguenos

 

Moda

‘Se trata de la emoción’: ¿por qué Chanel hizo una pasarela en un castillo sin invitados?

La casa de moda francesa Chanel llevó a un equipo de 300 a un castillo del Loira para un mega evento esta semana, a pesar de que la pandemia provocó que nadie asistiera.

El show Chanel’s Métiers d’Art de esta semana, celebrado por Chanel en el Chateau de Chenonceau. Foto: Juergen Teller

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Jes Cartner-Morley/The Guardian

¿Qué importancia tiene una pasarela para una casa de moda? Lo suficientemente importante, en el caso de Chanel, como para llevar a un equipo de 300, incluidos la actriz Kristen Stewart, al fotógrafo Juergen Teller, y a un pequeño ejército de modelos, para montar un espectáculo en uno de los castillos más magníficos de Francia, a pesar de una audiencia limitada a cero.

Chanel esperaba dar la bienvenida a 200 invitados para admirar elegantes abrigos de terciopelo negro, ricos vestidos de damasco con cuellos de encaje y cachemira de doble capa bordados con sus logotipos de doble C en un paseo a través del salón de baile de 60 metros del Chateau de Chenonceau, a lo largo del río Cher. Esto resultó imposible, pero, a diferencia de mayo, cuando un espectáculo planificado en Capri fue reemplazado por una presentación solo digital, Chanel decidió seguir adelante con el evento Métiers d’Art el martes, a pesar de que solo se vio en línea.

“La pasarela fue como las tradicionales, pero sin público”, dijo Bruno Pavlovsky, presidente de fashion de Chanel. “No vemos otra forma de hablar de las colecciones que no sea un espectáculo. Necesitamos tener eventos impactantes para mantener un vínculo fuerte con nuestra audiencia”.

Una modelo en el show lleva uno de los bolsos de Chanel. Foto: Marie Rouge/Chanel

Cuando se le preguntó si esperaba que la industria de la moda se redujera de los programas de gran éxito después de la pandemia, dijo: “No se trata de la industria de la moda. Se trata de Chanel. Se trata de nuestros clientes. Se trata de la emoción que acompaña a un espectáculo”.

Aquellos que habrían estado en la lista de invitados para el evento, que mostró la maestría artesanal de los 38 talleres especializados apoyados por Chanel, en cambio recibieron un libro de mesa de café con las fotografías de Teller del castillo y un código QR que revela un archivo de audio de la actriz Keira Knightley contando su historia. “Estamos tratando de ofrecer casi una experiencia detrás de bambalinas”, dijo Pavlovsky.

La toma de una de las principales atracciones turísticas de Francia sirvió como un recordatorio efectivo del estatus de Chanel como líder del estilo francés, pero el lugar del castillo en la historia de las mujeres en Francia es igualmente significativo.

Conocido como el Chateau des Dames, en honor a las mujeres que lo diseñaron, gran parte de su arquitectura fue encargada y concebida por Catherine de’ Medici. Formó parte de una lista de formidables castellanas (chateleines), incluida Louise Dupin, que empleó a Jean-Jacques Rousseau como su secretario y ayudó a salvar el castillo de la destrucción durante la Revolución Francesa.

Chanel es una casa fundada por mujeres y el espíritu intransigente de Coco Chanel (quien fue pionera en la ropa cómoda con la que las mujeres pudieran caminar, montar y viajar y una vez dijo: “Decidí quién quería ser y eso es lo que soy”) ha vuelto al centro de atención después de la muerte del formidable personaje que fue Karl Lagerfeld. “Virginie (Viard, quien reemplazó a Lagerfeld como directora creativa) se está volviendo cada vez más fuerte”, dijo Pavlovsky. “Es una mujer que diseña para mujeres y eso se nota mucho en sus colecciones”.

Con el mundo hipnotizado por la elegancia del tablero de ajedrez de The Queen’s Gambit de Netflix, el piso del salón de baile de tablero de tiza y pizarra era un escenario muy de moda para una colección que, como el guardarropa de Viard, era principalmente monocromática y bajo el detalle de un delineador de ojos negro rock-chick. Los elegantes bouclé tweeds  en tonos de piedra caliza pálida de la arquitectura del Loira se usaron con gargantillas de terciopelo negro y cinturones de corsé tachonados de perlas.

Viard le dijo recientemente a Vogue que tomar el relevo de Lagerfeld, su jefe durante tres décadas, fue “como si mis abuelos me hubieran dado su casa de telas y yo quisiera que fuera la mejor, quería que fueran felices. A menudo me pregunto: ‘Karl, ¿qué piensas? ¿Está bien?'”

Pavlovsky dijo que Viard era “muy flexible” y se había tomado las complejidades de este año con calma. Añadió que Lagerfeld “habría odiado este año. Karl era un comunicador. No le habría gustado quedarse atrapado en casa”.

Este texto se publicó en The Guardian y lo tradujo Andrés González. Consulta el artículo original haciendo click en el logo:

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Mundo

Valérie Bacot fue violada desde los 12 años por su padrastro, que luego se convirtió en su marido, que la golpeaba y obligaba a...

Género

La actriz británica cuenta sobre las precauciones que toma cuando camina a casa y afirma que la situación es ‘deprimente’.

Mundo

Dos hombres fueron detenidos por la agresión al mandatario de Francia, la cual fue condenada por la clase política de ese país.

Actualidad

Si a sus 62 años logra nadar de Inglaterra a Francia y regresar, el próximo julio, el atleta Antonio Argüelles romperá un récord Guinness.

Publicidad