Síguenos

 

Mundo

La moratoria de Zambia da luz verde al ‘tsunami’ de las deudas de África

Las agencias de rescate exhortan a reestructurar o cancelar las deudas de Zambia, y advierten sobre la misma situación en otros países.

Foto: Guillem Sartorio/AFP Getty Images

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Ollie Williams/The Guardian

Zambia se convirtió en el primer país africano en incumplir con sus deudas desde que comenzó la pandemia. Esto provocó el miedo de un “tsunami deudor” entre las naciones más endeudadas del continente, conforme aumenta el impacto del coronavirus.

Una improvisada reunión entre los ministros de finanzas del G20 en Arabia Saudita no logró resolver el problema de las deudas de Zambia, después de que el país al sur del continente no pagó los 42.5 millones de dólares de sus obligaciones en octubre. La pérdida del siguiente pago, el 14 de noviembre, significó el incumplimiento técnico.

El ministro de finanzas de Zambia, Bwalya Ng’andu, no demoró en culpar a los bancos y gestores de fondos y activos que querían más transparencia sobre una deuda calculada en $3 mil millones de dólares ($60 mil millones de pesos) con China, pero se negaron a firmar los acuerdos de confidencialidad necesarios.

Ng’andu dijo en la televisión del estado: “La posición de los bancos chinos es la siguiente: ‘No le darán ninguna clase de información a nadie que no firme los acuerdos de confidencialidad que fijamos’ “.

El Comité Externo de Obligacionistas de Zambia, un consorcio de prestamistas propietarios del 40% de los bonos europeos de Zambia, dijo en un informe que no tenían discusiones directas con las autoridades. Como resultado de “la falta de compromiso y transparencia no proporciona las condiciones que de otro modo le permitirían a los obligacionistas considerar un apoyo de corto plazo”, dijeron.

Otras organizaciones como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial, dijeron que Zambia se endeudó más de lo que podía. Incluso antes de la pandemia, Zambia tenía que pagar 1.7 mil millones de dólares para satisfacer sus deudas del año, lo que equivale a más de 8% del PIB del país en 2020.

Pero el coronavirus es la clave del reciente incumplimiento. Mientras los financieros negocian con los ministros sobre los términos de los pagos, el virus devasta los frágiles recursos para la salud de Zambia.

“Llueve allá afuera mientras hablo”, dijo Eneya Maseko, administrador de programa para Oxfam en Zambia, y añadió que la llegada de las épocas húmedas y lluviosas traerá más desafíos como el cólera, y una potencial segunda oleada de Covid-19. Hasta ahora, Zambia registra 18,000 casos de coronavirus.

“La era en que nos encontramos viene con graves desafíos para la salud. Necesitamos que los proveedores de servicios salubres tengan cierto nivel de preparación”, dijo Maseko.

Pero el gobierno de Zambia debate sobre un presupuesto que prioriza el saldo de las deudas sobre los gastos en la salud.

“Es simplemente inmoral que los obligacionistas demanden el reembolso completo y queiran lucrar con las deudas de Zambia cuando el país lucha contra el Covid-19, una gran crísis económica y crecientes niveles de pobreza”, dijo Sarah-Jayne Clifton, directora de Jubilee Debt Campaign, que estima que algunas instituciones financieras tendrán ganancias del 250% gracias sus bonos en Zambia.

Los países vecinos están angustiados: si Zambia incumple, ellos también podrían.

“Ghana tiene muchos riesgos para mi”, dijo Tim Jones, director de políticas en Jubilee Debt Campaign. Dijo que Angola, Chad y la República del Congo también están en riesgo.

Un estudio independiente del Instituto de Finanzas Internacionales advirtió sobre el “tsunami deudor” pues la deuda global alcanzó los 277 billones de dólares en el tercer trimestre del año. En los mercados emergentes, que son más propensos a incumplir, la deuda aumentó más de un cuarto.

La potencial oleada de incumplimientos puede tener efectos catastróficos sobre los frágiles sistemas de salud, advirtieron las agencias de rescates.

“En una época donde los hospitales y servicios de salud sufren los estragos del Covid-19, es perverso que los países pobres tengan que pagar deudas de 3 mil millones mensuales a los bancos acaudalados, fondos de inversión, o al Banco Mundial, mientras que sus poblaciones caen más bajo en la pobreza y destitución”, dijo Chema Vera, director ejecutivo interino de Oxfam International. “Tienen que cancelarse las deudas, posponerlas es inútil”.

“El consejo de seguridad de la ONU puede aprobar la resolución para exhortar a los acreedores privados a aceptar la reestructuración de las deudas”, dijo Jones, y argumentó que es muy difícil negociar con los prestamistas privados cuando se trata de acuerdos para la reestructuración de deudas.

Los términos del incumplimiento de Zambia serán negociados el próximo mes, cuando el IMF visite el país para discutir un posible préstamo de $1.3 mil millones ($26 mil millones de pesos). Estos términos pueden ser una plantilla para otros países al borde del incumplimiento.

“Para los zambianos ordinarios, es difícil que las cosas que necesitan para vivir una vida decente y tener buena salud provengan del gobierno”, dijo Maseko. “Me cuesta trabajo pensar en los peores escenarios”.

Traducido por Leonor Guerrero

Consulta el artículo original haciendo click en el logo:

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Opinión

Las reuniones con el FMI y el Departamento del Tesoro de Estados Unidos pudieron estar llenas de bombo y platillo, pero la llegada de...

Economía

Después de que la economía mexicana sufriera su peor caída en 2020 debido a la pandemia, se espera que tenga un rebote mayor al...

Realidades

es descorazonador comprobar que, por primera vez en décadas, la pobreza extrema aumentará en 100 millones de personas.

Economía

Con el estímulo de Biden, la era de los pequeños estados, los impuestos bajos y los presupuestos balanceados parece haber llegado a su fin.

Publicidad