El gobierno de Venezuela suspende diálogo con oposición por extradición a EU de Alex Saab
El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Jorge Rodríguez. Foto: José Méndez/EFE.

EFE.- El gobierno de Venezuela suspende, como consecuencia de la extradición a Estados Unidos de Alex Saab –presunto testaferro de Nicolás Maduro–, el diálogo que se desarrollaba con la oposición desde el pasado 13 de agosto en México y cuya cuarta sesión debía arrancar este domingo 17 de octubre en la capital mexicana.

El anuncio lo hizo este sábado el presidente de la Asamblea Legislativa y jefe de la delegación oficialista para el diálogo, Jorge Rodríguez, quien culpó a Estados Unidos, Colombia y la oposición de esta situación. 

“Nuestra delegación anuncia que suspende su participación en la mesa de negociación y diálogo; en consecuencia no asistiremos a la ronda que debía iniciarse el día de mañana 17 de octubre en Ciudad de México como expresión profunda de nuestra protesta frente a la brutal agresión contra la persona y la investidura de nuestro delegado Álex Saab”, dijo Rodríguez.

Saab, detenido el 12 de junio del año pasado en Cabo Verde por solicitud de Estados Unidos en un caso de lavado de dinero, fue designado recientemente miembro del equipo de negociación del gobierno venezolano, que, además, lo defiende como diplomático.

Rodríguez, que se encontraba en compañía de toda la delegación gubernamental, calificó la extradición como una “acción ilegal” que “violenta” el derecho internacional.

Además, responsabilizó al gobierno de Iván Duque, a Estados Unidos y a la oposición “liderada por Juan Guaidó y Leopoldo López” de la “agresión” contra Venezuela.

“Esta acción ilegal e inhumana, lesiva del derecho internacional constituye un nuevo acto de agresión por parte de Estados Unidos contra la República Bolivariana de Venezuela, dado que Alex Saab ha sido incorporado por nuestro país como miembro pleno al proceso de diálogo y negociación que se lleva a cabo en México”, agregó.

Asimismo, dijo que la vida de Saab “corre peligro” en la manos de la justicia estadounidense, a la que exigió su puesta en libertad.

Según revelaron fuentes del gobierno caboverdiano, el Tribunal Constitucional de ese país, que consideró constitucional la extradición del colombiano el pasado 7 de septiembre, hizo llegar el jueves 14 de octubre a la Fiscalía General la orden judicial definitiva para que la extradición se hiciera efectiva.

El nombre del empresario, de 49 años, quien finalmente fue extraditado hoy, apareció en los medios cuando la exfiscal venezolana Luisa Ortega Díaz le acusó en 2017 de ser uno de los testaferros de Maduro.

El empresario y tres hijastros de Maduro se lucraron de estas operaciones con “cientos de millones de dólares”, según las autoridades estadounidenses.