Austria restringe movilidad de no vacunados contra Covid-19
Austria registra un nivel bajo de vacunados contra Covid-19. Foto: Valdrin Xhemaj.

El gobierno de Austria decidió, este domingo, restringir a partir de esta medianoche la movilidad de los vacunados contra el Covid-19.

“La situación es seria. La cuarta ola (de la pandemia) nos afecta plenamente. Eso se debe a la variante delta (del virus) pero también a la baja cuota de vacunación”, dijo ante la prensa el canciller federal, Alexander Schallenberg.

Se calcula que las medidas anunciadas afectan a unos 2 millones de los 8.9 millones de personas que viven en el país europeo, donde el porcentaje de vacunación alcanza un 65%.

No vacunados en Austria son el 35%

“El porcentaje de vacunación es vergonzosamente bajo y sin subirlo no podremos salir de este círculo vicioso (de la pandemia)”, señaló el canciller austríaco.

Se estima que el porcentaje de no vacunados en Austria es del 35%, por lo que a partir del lunes, solo podrán salir de sus viviendas para ir al trabajo, a su centro de estudio o para satisfacer necesidades básicas como comprar alimentos y medicamentos, para ir al médico o a los centros de vacunación.

Además, solo podrán salir a dar un paseo cerca de sus casas.

Quedará prohibido, bajo amenaza de denuncia y multa, ir de compras a tiendas no esenciales, acudir a restaurantes, bares, gimnasios y eventos culturales y deportivos, entre otros.

Varias dosis de vacuna de Pfizer en Austria. Foto: Christian Bruna/EFE.

De acuerdo con Schallenberg, la incidencia de contagio entre las personas no vacunadas se encuentra en Austria en unos 1,700 casos por 100,000 habitantes en siete días, con fuerte tendencia al alza.

Mientras, la incidencia entre las personas vacunadas se sitúa en 383 casos por 100,000 personas, con tendencia a la baja.

Por eso, precisó Schallenberg, el bobierno austríaco debe proteger a las personas no inmunizadas reduciendo los contactos sociales entre todos los sectores de la población.

Para alcanzar resultados tangibles, se necesita que estos contactos se reduzcan en un 30%, aseguró el ministro de Sanidad austríaco, el ecologista Wolfgang Mückstein, quien también habló de una situación “muy seria”.

-Con información de EFE.